El tapered es estándar adoptado por todos los principales fabricantes de bicis y componentes hasta que la ciencia no diga que existe una solución mejor, en definitiva, un nuevo estándar.

Porque, de aquellos locos años de Joe Murray, Gary Fisher y sus primerizas clunkers (bicis adaptadas para el monte), todas las adaptaciones durante los principios del mountain bike eran herencia tecnológica, novedosa por entonces, pero tremendamente arcaica en el presente, de las ideas adoptadas de las bicis de asfalto.

Las marcas buscaban insaciablemente (también daban golpes de ciego) soluciones tan llamativas como la del mítico manillar de John Tomac o Campagnolo con sus patentes de direcciones integradas que buscaban mas rigidez al conjunto potencia-horquilla.

Hasta que más tarde Cannondale aportaría su granito de arena con su innovadora dirección IS integrada de la que derivaría el One Point Five y finalmente el estandarizado actualmente tapered o cónica del que hoy os hablamos.

El concepto

La principal particularidad del sistema llamado tapered o cónico es que la medida inferior es más grande que la superior y adopta una forma de cono, es decir, cónica.

Como decíamos unas líneas más arriba, este tipo de dirección comenzó a extenderse a mediados de la década anterior, 2005 aproximadamente, tras el poco éxito que tuvo la dirección One Point Five, inventada unos años antes.

En estas, el tubo de dirección tenía un diámetro de 1.5” tanto en la parte superior como en la inferior. El resultado era más pesado que la solución de solo incrementar el diámetro en la zona inferior de la pipa de los cuadros y tubos de dirección de las horquillas, con unos valores de rigidez muy similares, pero un ahorro de peso importante.

Tendencias y ventajas

Actualmente la medida estándar es usar direcciones tapered (1-1/8”- 1-1/2”), mientras que las 1-1/8” van camino de desaparecer, estando solo presente prácticamente en bicis muy económicas y algunos modelos infantiles.

Las 1-1/2″ (1.5”, o One Ponit Five) se reservan para algunas bicicletas con usos más radicales, como el enduro o el downhill.

La principal ventaja del concepto tapered, al tener una parte sobredimensionada, hace que el tubo de dirección pueda ser más corto, por lo que hay menor posibilidad de flexar.

Esto es bueno por dos motivos, el primero, porque evitaremos que el tubo de la horquilla tenga flexión, y el segundo, que nuestro cuadro va a sufrir menos castigo en esta zona, ya que las cazoletas de la dirección estarán más juntas.

Hoy día algunos fabricantes utilizan la medida Overdrive (1-1/4” – 1-1/2”) para ofrecer aún más rigidez en esta zona tan comprometida.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This