Qué es y cómo funciona el sistema ANGi de Specialized

La tecnología ANGi (Angular and GForce indicator) de Specialized se ocupa de detectar impactos en el casco potencialmente peligrosos e informar a la aplicación Specialized Ride.

La app, luego, es la encargada de notificar a tus contactos de emergencia tus coordenadas GPS más recientes para poder asistirte lo antes posible.

¿Cómo funciona?

ANGi contiene un acelerómetro y un giroscopio para medir las fuerzas lineales y rotacionales. La funcionalidad GPS la proporciona el teléfono/app al que está conectado tu sensor ANGi.

Este sensor, situado generalmente en la parte trasera al lado de la rulina de ajuste, recoge durante el recorrido el tipo de fuerzas G lineales y rotacionales que experimentamos y, en caso de accidente, avisa a nuestros contactos (un máximo de cuatro) enviándoles, además del pertinente aviso, nuestra localización exacta.

ANGi se conecta a través de un Bluetooth de bajo consumo de energía. El sensor, en lugar de mantener una conexión constante con el teléfono, se conecta al activar Ride App a inicio de la ruta.

Luego se desconecta solo y únicamente se vuelve a conectar cuando es necesario. Si el sensor ANGi de Specialized detecta un posible accidente durante tu ruta, se conectará a la aplicación Ride de tu smartphone, hará sonar una alarma y comenzará una cuenta atrás.

Si te encuentras bien, te permite cancelar la cuenta atrás y seguir montando. Sin embargo, si te has lesionado y no puedes parar la cuenta atrás, la Ride App enviará un mensaje de alerta a tus contactos de emergencia informándoles que puedes haber sufrido un accidente.

Evidentemente, podemos configurar cuánto tiempo disponemos entre el momento en que ANGi detecta un posible accidente y el momento en que Ride App envía una alerta a tus contactos de emergencia.

La configuración predeterminada de la cuenta atrás es de 30 segundos. Sin embargo, puedes ajustarla en intervalos de 15 segundos para que dure entre 15 y 90 segundos.

La seguridad invisible Lo mejor de esta tecnología es la sensación de seguridad, puesto que sentirse seguro es una percepción, una mera reconfortable sensación. Nada tangible, solo perceptible, a la que la tecnología ANGi contribuye en su contenida medida.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.