Decimos “vacaciones” entre comillas porque Nino Schurter nunca se despega de su mountain bike ni cuando toca desconectar del todo.
Bien es cierto que explica que de vacaciones “lo primero que hago es recuperarme e intentar no ir en bici, para cuidar de las cosas bonitas de la vida”, como la familia, por supuesto.
Sin embargo, poco aguanta y es que la bici es una forma de vida para Schurter. Una dedicación que le ha llevado a ser siete veces Campeón del Mundo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.