El cántabro Iván Manuel Bonilla, la catalana Sara Méndez –en las pruebas en línea-, el madrileño Rubén Sánchez y la valenciana Ainara Albert –en las gincanas- se han proclamado campeones de España infantiles, en el transcurso de la primera jornada de los Campeonatos Escolares que se celebran en Ávila, tal como informa la web de la RFEC.

Sánchez se imponía en la gincana matinal, con 3 segundos sobre Oriol Alcaraz (Catalunya) y 4 sobre Raúl Caballero (Murcia), con cuatro ciclistas más a 6 segundos. Se da la circunstancia de que ninguno de los 28 primeros clasificados fue penalizado en la zona inicial de obstáculos, en una prueba que tuvo una altísima participación de 63 ciclistas.

Madrid también se imponía por selecciones, por delante de Comunidad Valenciana y Catalunya.

En féminas también hubo doblete valenciano, con Ainara Albert como ganadora individual, en una competición que contó con 57 corredoras, un número bastante significativo. Albert domino claramente, como demuestran los 6 segundos que endosó a la cantabra Claudia San Justo y los 8 a la murciana Marta Tomás, que completaron el podio individual, mientras que por selecciones la plata fue para Catalunya y el bronce para Cantabria.

Ya por la tarde, para finalizar el intenso programa de la jornada, se disputaban las dos pruebas en línea, en el mismo circuito urbano, de 2,3 kilómetros, al que las féminas daban siete vueltas (16,1 kilómetros) y los hombres nueve (20,7 kms).

La carrera femenina estuvo marcada por el control del equipo catalán hasta que a falta de tres vueltas y media se iba la ganadora del año pasado, Sara Méndez, que junto a la ganadora de la gincana, Ainara Albert, rápidamente cogían diez o quince segundos sobre un pelotón incapaz de reducirlas.

“Fui yo quien provocó la fuga –comentaba la valenciana-, con cinco ciclistas, aunque pronto nos quedamos Sara y yo. Nos entendimos muy bien, pero al entrar en la última vuelta me dejó. Contenta después del éxito de la gincana, donde veía que tenía posibilidades, aunque ganar siempre es difícil”.

Y es que justo cuando se entraba en el último giro, Méndez se iba en solitario para superar en 19 segundos a su ex compañera de aventura y en 30 a un pelotón encabezado por la madrileña Almudena Morales. La catalana no quería comparar su triunfo con el de 2016. “Los dos han sido diferentes pero muy luchados los dos. Cuando s ha producido la fuga no lo he dudado, hemos colaborado para abrir hueco y al final he podido dejar a Ainara”.

Por selecciones, se tomaba la revancha la Comunidad Valenciana, que repetía su éxito matinal, por delante de Cantabria y Catalunya

Por su parte, la prueba masculina, con 59 corredores, fue radicalmente distinta, con muchos ataques y contraataques desde la salida, en una prueba marcada por la amenaza de lluvia, aunque al final apenas cayeron unas gotas justo entre la llegada de los ciclistas y la ceremonia protocolaria.

En una carrera por eliminación, una treintena de hombres llegaban al sprint final en el que Cantabria se llevaba el oro y la plata, con Bonilla y David Gimeno, y con tal claridad que los jueces picaban un par de segundos al tercero, el balear Marc Tarrasa. Pero no fue Cantabria quien se llevaba la clasificación por selecciones, sino Baleares, por delante de Madrid y Andalucía.

“Es un sueño hecho realidad –comentaba Bonilla-. No hemos preparado nada en especial para este final, pero me he visto muy bien colocado en la última curva, igual que mi compañero. Durante todo el año somos rivales, pero hoy hemos trabajado muy bien y el éxito no es solo nuestro sino del resto del equipo”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This