El Backflip es un set de piezas que se colocan en los manillares para poder girar la bicicleta y equilibrarla bocabajo sin dañarla.

A priori puede sonar un poco innecesario, pero a menudo tenemos que darle la vuelta a la bici ya sea para cambiar una rueda, para lavarla o cualquier otro motivo. El problema es que algunas superficies pueden dañar los manillares, frenos o cualquier accesorio que tengamos incorporado, como puede ser un ciclocomputador.

Sin embargo, gracias al Backflip tendremos un soporte que elevará la bicicleta unos centímetros del suelo para que podamos realizar las tareas o arreglos que queramos sin miedo a dañarla. Para ello tan solo tendremos que instalar dos piezas que sustituirán los tapones al extremo de cada puño, y que permitirán encajar los soportes cada vez que haga falta.

El Backflip actualmente está en proceso de recaudación en Kickstarter, y con una contribución de 23 dólares (menos de 20 euros) ya puedes hacerte con uno. Aunque a falta de 21 días para finalizar tan solo ha obtenido poco más de 3.000 euros de los 41.000 euros que tiene como objetivo fijo. Es decir, si no alcanza esa cifra el proyecto podría no llevarse a cabo.

Para más información acerca del Backflip puedes hacer clic aquí y visitar la página de Kickstarter del producto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.