Un vídeo que pone los pelos de punta. El austríaco Max Stöckl, a los manos de una Mondraker Summum, decidió hacer realidad uno de sus sueños y bajó gas a fondo por la difícil pista de esquí alpino Streif en Hahnenkamm. Él, natural de Oberndorf, cerca de Kitzbühel hizo realidad su sueño de pequeño y del muchos niños de la zona.

Para llevarlo a cabo sólo realizó un par de modificaciones en la bici, unos clavos de 5mm en las ruedas y un guardabarros para evitar que se los clavara. “No es una bicicleta de montaña especial es la que uso habitualmente pero adaptada”, dijo él. Stöckl completó el recorrido del famoso trazado Streif en 3’06”, a una velocidad máxima de 103 km/h.

No es la primera vez que Max desafía las leyes de la velocidad y busca capturar algún récord en MTB.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.