Una de las imágenes de la pasada edición de Il Lombardia, a principios de mes, fue la caída de Laurens De Plus en la bajada de Sormano que cogieron todas las cámaras. Pero el que se ha llevado la peor parte ha sido Jan Bakelants, que tres semanas después todavía no tiene asegurado que vuelva a competir sobre la bicicleta. El belga se ha sincerado en el canal Sporza de su país tras regresar por fin a casa.

Todavía no sabe si se pondrá un dorsal de nuevo, y no lo sabrá hasta dentro de al menos un mes: “Los médicos tienen confianza, pero aún no me garantizan nada”. Sin embargo, Bakelants asegura que no tiene prisa ninguna porque ha descubierto que el ciclismo “no lo es todo en la vida” después de este accidente: “Por supuesto que me gustaría volver a correr, pero mi novia, mi hijo y mi familia son más importantes”.

A sus 31 años, Bakelants es un fijo en las grandes citas para el equipo AG2R, como antes lo fue en Lotto y Quick Step. Corredor de enorme motor, ha corrido tres Giros, cinco Tours y cuatro Vueltas, llegando a ganar una etapa en el Tour 2013 y otra en el Dauphiné 2014 como principales hitos. Este año no ha sumado ninguna victoria consagrado a labores de gregario para Romain Bardet, especialmente en el Tour.

Cuestión de milímetros

La caída fue especialmente dura al caer por una altura de unos siete metros y golpear con la espalda contra una roca: “No recuerdo bien lo que pasó, pero sabía que era serio”, asegura. Especialmente cuando intentó levantarse y no pudo, momento en el que llegó a pensar lo peor: “Sólo me empecé a sentir mejor y más tranquilo cuando me di cuenta de que podía mover las piernas”.

La bici de Bakelants, enganchada en una rama

Finalmente, Bakelants lo concibe como una “segunda oportunidad” después de haberse escapado de algo mucho más grave “por una cuestión de milímetros”. Han sido varias costillas y cuatro vértebras fracturadas: dos dorsales y dos lumbares. Además, asegura que se daban “todas las condiciones” para que fuese peor, hasta el punto de que una moto le pasó por encima de la pierna: “No había helicóptero, me trasladaron en una ambulancia y tardaron mucho en sacarme del barranco. Cuando estaba en la carretera de nuevo, alguien dejó su moto en punto muerto creyendo que podía controlarla y, en lugar de eso, me pasó por encima de la pierna. Cuesta creer que esto ocurra en una prueba World Tour”, dice el corredor.

“Mejor tomarme mi tiempo”

Una vez en casa, el ciclista ya se está sometiendo a rehabilitación y fisioterapia, aunque prefiere y poco a poco. Admite que ya podría subirse a la bicicleta para rodar un poco a cubierto, pero él mismo prefiere ir poco a poco: “Es mejor tomarse mi tiempo, es una lesión muy delicada y montar en bici no va a cambiar demasiado mi condición”.

Así pues, Bakelants puede decir que ha nacido de nuevo tras la durísima caída que sufrió hace tres semanas en Il Lombardia y que todavía no sabe, ni él ni nadie, si le ha apartado de la competición de forma definitiva. De momento, ya puede caminar y eso es una buena noticia para lo que pudo haber sido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This