Sin mirar el potenciómetro: así ganó Bauke Mollema su etapa en el Tour
PUBLICIDAD

Sin mirar el potenciómetro: así ganó Bauke Mollema su etapa en el Tour

Ya quedan pocos ciclistas como Bauke Mollema. Corredores que compiten por sensaciones y ganan guiándose por su instinto. El holandés culminó con una flamante victoria en solitario la etapa 14 del Tour de Francia 2021 y explicó a todo el mundo por qué no lleva puesto el potenciómetro en la bici ni ningún otro ciclocomputador, como el resto del pelotón. 

Bauke Mollema es uno de esos veteranos del pelotón con mil y una batallas a sus espaldas. Grandes victorias y generales, pero también mucho sufrimiento y oficio para conseguirlas. El holandés de 34 años lleva toda una década siendo referencia y ganándose el respeto de sus compañeros de equipo y el resto del pelotón, por su entrega y por su humildad ante la victoria o la derrota. Humildad que desplega también en la elección de su material para competir.

Mollema es uno de esos ciclistas de la vieja escuela que entrenan y compiten por sensaciones. Dio una buena muestra de ello durante la 14ª etapa del Tour de Francia, disputada el pasado sábado sobre un recorrido quebrado entre Carcassone y Quillan. El holandés de Trek-Segafredo corrió la etapa escapado sin instalar ciclocomputador ni ningún otro tipo de dispositivo que midiera su esfuerzo.

En la retransmisión de TV pudo verse que llevaba su manillar limpio de soportes o ciclocomputadores. Sólo un pequeño mapa del perfil de la etapa en papel que pegó al manillar de su bicicleta. Pero su equipo desveló poco después que Mollema no desecha por completo el uso de datos en las carreras.

«Nunca uso potenciómetro. Corro por sensaciones»

Charly López (ASO).

Preguntado por los periodistas una vez acabada la etapa, con victoria en solitario después de marcharse del grupo de escapados a 42 km de meta, Mollema respondió que le gusta correr por sensaciones, que «nunca usa potenciómetros». «Soy un corredor un poco chapado a la antigua en ese aspecto», explicó. «Me gusta coger mi propio ritmo y además así voy creciéndome, como ha sucedido en esta etapa».

El neerlandés dio una lección sobre cómo rodar en pos de la victoria, extrayendo un minuto y cuatro segundos de ventaja sobre sus rivales de escapada, como Konrad, Higuita o Woods. Se trata de su segunda victoria de etapa en el Tour, tras la conseguida en la edición 2015 en la jornada 15, en unas circunstancias de escapada de inicio similares.

Ciclocomputador en el bolsillo

Trek-Segafredo.

Aunque el corredor no tenga instalada la centralita del ciclocomputador en el manillar para no distraerse ni atender a los datos del potenciómetro, si tiene instalado el medidor en la bicicleta. Además, su equipo desveló posteriormente en sus redes sociales datos de ésta y el equipamiento que llevó Mollema en la etapa, aclarando que sí lleva ciclocomputador (el Wahoo Elemnt Bolt), aunque metido en el bolsillo trasero del maillot.

El equipo no ha dado más detalles sobre el motivo de llevar ahí el dispositivo. Es posible que recoja todos los datos de potencia e información sobre el corredor durante la etapa para luego analizarlos con el staff deportivo o el preparador. Lo que sí es cierto es que Mollema no lo mira en ningún momento de la etapa, como ya ha confirmado.

17 victorias como profesional

De corte escalador aunque con buenas habilidades para rodar, Bauke Mollema se ha labrado un palmarés muy atractivo a lo largo de su carrera profesional.

Entre sus grandes triunfos, cabe destacar sus etapas en Tour y Vuelta a España, el Giro de Lombardía 2019, su primer y único monumento hasta la fecha y varias semiclásicas italianas de prestigio, como el Trofeo Laigueglia o el GP Bruno Beghelli. Además, fue podio de la Vuelta 2011 (3º) y acumula dos top ten en la general del Tour y dos en la del Giro.

Deja un comentario