Bernal-Evenepoel y otros duelos del futuro

El regreso del ciclismo profesional simboliza un paso más hacia la nueva normalidad. El primer fin de semana de agosto coincidieron tres carreras de ámbito internacional: la Vuelta a Burgos, la Strade Bianche y la Ruta de Occitania. Como si nada hubiese cambiado, volvió a triunfar una joven generación que ya domina el pelotón. Bernal-Evenepoel y otros duelos del futuro.

No deja de asombrar el prodigio belga Remco Evenepoel (Deceuninck-Quick Step), que a los 20 años suma una docena de victorias en solo 75 días como profesional. Esta temporada ha hecho pleno en las vueltas de una semana: San Juan y Algarve, en febrero, y Burgos, la semana pasada. Con inusitada solidez y ante algunos de los mejores escaladores del planeta, cimentó su victoria en el Picón Blanco y aguantó en las Lagunas de Neila. Va sobrado.

Ya no sorprenden los éxitos de Egan Bernal (Team INEOS), ganador del último Tour y que volvió de la pandemia con triunfo en el Col de Beyrède y en la general en Occitania. A los 23 años es el jefe del mejor equipo del mundo. Todo un campeón como Chris Froome ya trabaja para él y otros dos vueltómanos de futuro esperan su turno: Pavel Sivakov (23), segundo en Occitania, e Iván Ramiro Sosa (22), vencedor en Neila por tercer año consecutivo.

Bernal, triunfador en el Col de Beyrède. Foto: Rute d’Occitanie

El duelo Bernal-Evenepoel tendrá que aguardar por ahora. Mientras que el colombiano intentará revalidar el amarillo del Tour, el belga probará sus condiciones para las tres semanas en el Giro de Italia. No conviene olvidar a otro joven talento ya contrastado, el esloveno Tadej Pogacar (UAE-Emirates), y cabría señalar al emergente portugués Joao Almeida (Decueninck-Quick Step), lugarteniente de Remco en Burgos.

En la Strade Bianche recuperó su mejor versión el potente rodador belga Wout Van Aert (Jumbo-Visma), con una auténtica exhibición sobre el sterrato. Sin noticias de su archienemigo en el barro, Mathieu van der Poel (Alpecin-Fenix), sigue pendiente un cara a cara en las clásicas de pavés. Max Schachmann (BORA-hansgrohe), tercero en Siena, o Benoit Cosnefroy (Ag2r La Mondiale), ganador de etapa en Occitania, apuntan a las cotas de las Ardenas.

Todavía lejos de los Bernal y Evenepoel, una nueva generación de jóvenes españoles llama a la puerta cuando Alejandro Valverde ya supera los 40 años y Mikel Landa alcanza la treintena. Son los Roger Adrià (Kern Pharma), que a los 23 se destapó con una fuga sin premio camino del Picón Blanco, Juanpe López (Trek-Segafredo), Alex Aranburu (Astana), Cristian Rodríguez o Gonzalo Serrano (Caja Rural-Seguros RGA), entre otros. El futuro ya está aquí.

Adrià, héroe sin premio en el Picón Blanco. Foto: Valdivielso/Diario de Burgos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.