El gran hermano de la Lynx 4. Así es como BH acaba de presentar su inédito modelo Lynx 6 de “trail agresivo”, como lo han denominado. Su puesta en escena se realizó en la bella localidad donostiarra de Hondarribia, situada en la costa del Cantábrico, en las faldas del monte Jaizkibel, que linda con la frontera de Francia. Una nueva bicicleta de doble suspensión en BH con 150 mm de recorrido de suspensiones y un perfil ‘todo uso’ que promete ser una de las referencias en su inminente colección 2013.

Con la introducción este 2012 de las nuevas Lynx 4 full suspension con 100 mm de recorrido -colección que actualmente cuenta con 10 modelos diferenciados, 5 en aluminio y 5 en carbono-, en BH han dado un paso de gigante en cuanto a evolución de sus propias bicicletas. Por vez primera cuentan con un diseño exclusivo y desarrollo propio en modelos de doble suspensión, con el que se ha dado un exagerado salto de calidad gracias a una apuesta decidida por la tecnología, la innovación y por el uso de un sistema de suspensión desarrollado por el mismísimo Dave Weagle.

Como ya indicamos en Solo Bici cuando pudimos descubrir y probar por vez primera el modelo Lynx 4, BH ha sorprendido a propios y extraños con una nueva generación de mountain bikes de altísima calidad, cuadros muy sofisticados con acabados muy logrados y, sobre todo, un fabuloso rendimiento.

De Lynx 4 a Lynx 6

Han pasado doce meses desde que descubrimos las Lynx 4, y aquí llegan las nuevas Lynx 6 para ampliar el catálogo de BH. Un modelo que se asemeja estéticamente mucho al original, con el que tiene muchas similitudes tanto estéticas como de diseño y fabricación, y que pasa de los 100 mm de recorrido de la Lynx 4 original a 150 mm de la Lynx 6.

¿Estamos ante un modelo all mountain?, ¿ante un modelo enduro? Dadas sus características y por comportamiento, nosotros en Solo Bici la englobamos dentro del grupo de las all mountain más polivalentes: construcción full carbon, recorrido y componentes con horquilla FOX con barras de 32 mm y eje 15QR, etc. Pero en BH no han querido ir tan allá -quizás porque piensan que comercialmente funcionan mejor los modelos en el segmento XC-trail-, y afirman que es una nueva bicicleta que se engloba en la categoría trail agresivo, sin llegar a ser all mountain o enduro.

Bien, hecha esta matización, la nueva Lynx 6 está disponible provisionalmente en tres versiones con cuadro de aluminio y cuatro con cuadro full carbon. En concreto, nuestro modelo 9.8 de test –el segundo más alto de gama-, que es el que pudimos disfrutar en la presentación y a posteriori unas cuantas jornadas de pruebas más, cuenta con grupo Shimano XTR, suspensiones FOX pata negra Factory Series Kashima CTD 2013 personalizables en tres posiciones mediante un mando remoto desde el manillar, ruedas DT XM 1550 Tricon, frenos Magura MT-8, neumáticos Continental Mountain King 2.4” y componentes Titan EVO como equipamiento más destacado.

Enfoque: Máxima versatilidad de uso

Siguiendo con la filosofía de las Lynx 4, esta Lynx 6 de 150 mm de recorrido, se distingue por contar con un magnífico comportamiento tanto de pedaleo como de absorción, con un nuevo cuadro que incluso supone una evolución en su proceso de construcción y fabricación frente a las Lynx 4. Continuando con el mismo diseño adecuado a un amortiguador de mayores dimensiones en la Lynx 6 (200×57 frente a los 165×38 mm de la Lynx 4), el peso del cuadro con amortiguador se queda en tan sólo 2,4 kg (2,55 kg con mando remoto en nuestra versión con amortiguador FOX Float CTD) y prácticamente el mismo peso que el Lynx 4 para el cuadro desnudo sin amortiguador. No cabe duda de que la evolución del carbono no cesa, y en BH se superan temporada tras temporada.

Levantando pasiones

Ni la Roja, ni Alonso, ni Nadal, ni Gasol. La nueva Lynx 6 ha causado más revuelo y expectación en su presentación que los éxitos de nuestros mejores deportistas. Los 150 mm de recorrido más completos de 2013 para subir, llanear o bajar nos los ofrece BH en una de las bicicletas más impactantes y esperadas del momento.

Sentados en silencio escuchando atentamente las explicaciones de Nicola-Yann -responsable de producto en BH y de la Lynx 6- y del carismático Dave Weagle, responsable de la cinemática de la bicicleta y sistema de suspensión Split Pivot, parece que no haya pasado ya un año desde el lanzamiento de las Lynx 4, que han abierto las puertas del futuro más prometedor para BH. Con una apariencia estética muy particular y unos acabados muy cuidados, las Lynx estrenan un nuevo modelo de 6 pulgadas de recorrido de suspensiones, o lo que es lo mismo: 150 mm.

No dejamos de sorprendernos tampoco esta vez por la multitud de buenos detalles y soluciones técnicas que exhibe igualmente esta Lynx 6, que, como la Lynx 4, la convierten desde el mismo momento de su presentación en uno de los modelos referencia, en este caso en su segmento de 150 mm de recorrido trail agresivo según BH -all mountain más versátil para nosotros-. A juzgar por las reacciones de algunos periodistas de numerosos países europeos presentes en la presentación, parece ser que esta Lynx 6 puede convertirse en todo un modelo superventas más allá incluso de nuestras fronteras. Tiempo al tiempo.

El cuadro

El Lynx 6 dispone de una calidad de fabricación excepcional y unos acabados muy buenos. La pipa de dirección está especialmente reforzada y cuenta con diseño tapered 1-1/8” superior y 1,5” inferior y, al igual que la caja de pedalier BB92 Press Fit, se encuentra íntegra y exclusivamente realizada en carbono, sin necesidad de inserciones de aluminio; más ligereza imposible. El tubo superior y el diagonal tiene unas formas características con ovalizados muy marcados  que crean un monocasco de carbono de la mejor calidad. Vainas y tirantes también están fabricados en carbono, igualmente con fibras de alto módulo y ultraalto módulo, con diseño asimétrico para las vainas del mismo estilo que en el modelo Lynx 4.

La suspensión trasera cuenta con el mismo sistema de puntos de giro y ejes pasantes, así como con la misma tornillería utilizada en las Lynx 4, e incluso el posicionamiento del punto de giro principal se encuentra en el mismo lugar en la Lynx 6 que en la Lynx 4. Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo?

Con 17 mm de grosor, el punto de giro principal de su sistema monopivote con articulación trasera Split Pivot es capaz de soportar las grandes cargas laterales que se generan en una suspensión trasera de estas características. La compacta bieleta de aluminio cuenta con un eje principal denominado Monolink que pivota sobre el propio cuadro, y el amortiguador FOX Float CTD 2013 destaca por contar con un nuevo diseño de su cámara de aire principal, nuevos reductores en sus extremos que disminuyen la fricción un 50 % y un funcionamiento bastante progresivo de acuerdo con el posicionamiento del amortiguador, así como el setting -con una gruesa arandela interna que limita el volumen de su cámara de aire.

Como en la Lynx 4, al pivotar sobre dos partes móviles que comprimen el amortiguador por sus dos extremos (bieleta y unión de las vainas), podemos decir que el amortiguador cuenta con un movimiento flotante, lo que atribuye a la Lynx 6 una gran sensibilidad y absorción de suspensión trasera. El cuadro se remata por un eje trasero Q12 de 142×12 mm de diámetro concéntrico al punto de giro trasero Split Pivot.

La Lynx 6 en marcha

Rodamos con la Lynx 6 en Hondarribia durante las jornadas de presentación, pero solicitamos formalmente a BH el mismo modelo de test que pudimos disfrutar inicialmente para poder ponerlo a prueba en nuestros senderos favoritos y, por qué no, aprovechar y tomar parte en una marcha-carrera de mountain bike de 42 km de distancia el pasado 30 de junio. ¿Qué mejor manera de poder exprimir todo el potencial de la nueva Lynx 6 que ponerla a prueba con el reto de enfrentarnos a una carrera de cross country y comparar el rendimiento frente a otras bicicletas rígidas o de doble suspensión también presentes en el evento?

Con una transmisión con doble plato 38×24 Shimano Deore XT (XTR en el equipamiento definitivo en este modelo) y coronas 11-36 no teníamos excusa, y esta combinación ha demostrado ser todo un acierto en una bicicleta de estas características. En las subidas, por empinadas o largas que fuesen, no hemos necesitado un desarrollo más corto, y bajando, con el 38×11 ya conseguimos una velocidad verdaderamente considerable.

Quizás los neumáticos Continental Mountain X King de 2.4” podrían contar a priori con un balón demasiado generoso para enfrentarnos a una prueba de rally o pensando en la utilización más polivalente, pero tras haberlos probado a fondo podemos decir bien alto que no, que su medida no resulta especialmente ancha y que no suponen un mayor lastre comparados con otros modelos de la competencia, que incluso siendo más estrechos resultan más torpes y lentos cuando de pedalear se trata. Y su comportamiento nos ha maravillado; verdaderamente son una gran elección en esta Lynx 6.

Las ruedas DT-Swiss Tricon son muy rígidas y ayudan a compensar la ligera flexión lateral del cuadro y horquilla, que con sus barras de 32 mm de diámetro y largo recorrido de 150 mm ofrece menor solidez que las nuevas FOX de 34 mm de diámetro novedad 2013 o las ya clásicas 36 que encontramos en modelos propiamente enduro de categoría superior a esta Lynx 6. Como decimos, la mitad trasera de la Lynx 6 no es excesivamente rígida, un hecho al que enseguida nos acostumbramos y que llegamos a considerar una ventaja a la hora de tomar curvas o enfrentarnos a las bajadas más bacheadas, ya que, sin perder precisión de trazada, esta característica permite una conducción más dócil y menos exigente que si contásemos con un cuadro más musculoso y rígido.

Mandos remotos

Uno de los componentes que más nos han gustado en la Lynx 6 9.8 ha sido la tija telescópica KS LEV 125. Con un ajuste infinito y un mando remoto en la parte derecha del manillar, su funcionamiento es perfecto. El único problema es que en un cuadro de este diseño con tubo de sillín interrumpido, sin precomprimir la tija, obtenemos una altura mínima de sillín de 740 mm, por lo que, como nos sucedió a nosotros por nuestra envergadura, si llevamos el sillín aproximadamente a una altura de 725 mm, tendremos que comprimir previamente la tija aproximadamente esos 15 mm para obtener una postura ideal de pedaleo. El problema llega en marcha cuando hemos de volver a encontrar la altura ideal con cierta exactitud.

En la parte izquierda del manillar nos encontramos con la voluminosa palanca FOX CTD, que permite cambiar el comportamiento de nuestras suspensiones y el carácter de la Lynx 6. Climb para subir, Trail para llanear y Descend para bajar son las tres posiciones propuestas por FOX como las ideales para estos menesteres, si bien la Lynx 6 pedalea muy bien y la elección de una u otra posición correrá a nuestro cargo de acuerdo con el terreno que recorramos o nuestras necesidades y gustos puntuales en cada momento.

Mientras el mando remoto de la tija cuenta con un accionamiento muy suave, a la hora de pulsar la gran palanca de color plata del CTD tenemos que ejercer una fuerza considerable, y aunque no es un problema, nos gustaría que dicho accionamiento no costase tanto. Sin embargo, para pasar de la posición Climb a Trail y de Trail a Descend con la palanca más pequeña de color negro, apenas tenemos que hacer fuerza, cosa que nos encantó. Los cables de la transmisión son internos, lo mismo que el guiado de la tija de sillín. En total son siete los cables que salen desde el manillar, y aunque no resulta ningún problema, sí que causa un poco de lío, al menos visualmente, en la parte frontal de la nueva Lynx 6 9.8 Carbon.

Grandes sensaciones

Con 80 psi en la horquilla y alrededor de 150 psi en el amortiguador trasero, que cuenta con un funcionamiento eminentemente progresivo, la nueva Lynx 6 efectivamente se comporta como una trail “embrutecida”, ese concepto trail agresivo que señala BH en la frontera del all mountain más versátil y pedaleador.

La polivalencia de uso que otorga la presencia del mando FOX CTD en el manillar, que posibilita el cambio de carácter de la bicicleta al instante y cuyo accionamiento es casi adictivo, permite exprimir en todo momento la bicicleta sean cuales sean las circunstancias de la ruta. La posición de pedaleo en la bici es algo retrasada, por lo que es conveniente adelantar el sillín en la tija lo máximo posible para evitar pedalear muy retrasados; sin duda, los 72º de sillín en esta bici de 150 mm de recorrido se quedan algo escasos.

La altura de pedalier es bastante generosa, y por este hecho se agradece rodar con un buen nivel de sag (entre 30-35 %), para así, además, contar con un mayor lanzamiento de horquilla, que tras poder probar la bici en numerosos terrenos y bajadas técnicas nos ha parecido absolutamente perfecto. Muchas marcas pecan de contar con un ángulo de dirección algo vertical, pero éste no es el caso de BH, cuya Lynx 6 ofrece casi 66.5° de ángulo de dirección, que se traducen en seguridad en cualquier bajada, por exigente o vertical que sea.

Suspensión trasera: La alfombra mágica

La suspensión trasera es excepcionalmente sensible y muy capaz. La Lynx 6 cuenta con un aplomo bajando que pocas veces habíamos experimentado en una mountain bike de este recorrido y este carácter multiuso; la bici va adherida al suelo y los baches desaparecen literalmente a nuestro paso. Es una sensación inesperada, casi irreal, propia de las mejores bicicletas de enduro-freeride-descenso, y sólo de aquellas con mucha sensibilidad.

Gracias a ello, rápidamente cogemos confianza y somos capaces de soltarnos y bajar más deprisa, pero entonces la limitación llega por la extremada ligereza de sus 12 kg de peso para las velocidades que nos permite alcanzar y la limitada rigidez de su horquilla con barras de 32 mm de diámetro y eje 15QR.

Es difícil expresar con palabras el nuevo estándar de sensibilidad que establece la nueva Lynx 6 9.8 cuando la gravedad es nuestra aliada. Sorprende bajando de modo increíble; incluso cuanto más rápido vayamos, mejor sensación de funcionamiento y mayor absorción experimenta la bici. Sin duda, es una nueva experiencia que bien merece la pena probar. El hecho de ir tan pegado del suelo hace que, a pesar de ser una bici tan ligera, se trague todo tipo de impactos por pequeños o grandes que sean, lo que permite llevar siempre la trazada elegida, y proporciona una sensación única de poderío, control y seguridad.

Por lo que respecta a los componentes, hay que decir que las ruedas son muy rígidas, con ejes pasantes ambas, y los neumáticos cuentan con una calidad de goma y un agarre verdaderamente sorprendentes incluso en terrenos húmedos y compactos, en roca mojada o carretera mojada, donde casi cualquier otro neumático habría patinado. Los Continental Mountain King -reiteramos- nos han ofrecido un agarre y seguridad fantásticos.

En cuanto a los frenos Magura, que inicialmente nos gustaron mucho, hay que decir que sorprenden en las primeras jornadas pero luego su rendimiento se viene abajo y no son muy potentes -hay que anticipar la frenada y frenar con consistencia para parar la bici en el sitio-; eso sí, son ligeros y fácilmente dosificables.

BH: En la senda correcta

El esfuerzo que está realizando BH por ofrecer el mejor producto posible en nuevas categorías de mercado para ellos es ciertamente muy meritorio. Están dedicando numerosos recursos para posicionarse como una de las marcas referencia no sólo en el ámbito nacional, sino más allá de nuestras fronteras, y con la alianza de Dave Weagle ya tienen mucho ganado. Las Lynx son, sin lugar a dudas, unas de las bicicletas más innovadoras de los últimos tiempos, y en sus respectivos segmentos, los modelos 4 y 6 apuestan muy alto en la batalla por ser bicicletas líderes.

Esta nueva Lynx 6 de 150 mm de recorrido que tanto nos ha sorprendido debe continuar el apogeo que está experimentando la marca en este 2012, y con una oferta de modelos como para contentar a todos los públicos, desde 2.000 a más de 7.000 euros, paso a paso se están labrando un merecido protagonismo con creaciones de calidad que no dejarán indiferente ni siquiera al más exigente y experimentado de los bikers.

Ficha técnica

BH
Lynx 6 9.8 Carbon
6.999 euros
12,180 kg (sin pedales)
150-120 mm / 150 mm
CUADRO
Material: Cuadro completo full carbon, fibras alto y ultraalto módulo, bieleta de aluminio.
Garantía: Dos ó cinco años (Premium).
Disponibilidad cuadro suelto: Sí, con amortiguador FOX Factory Series Kashima Float CTD 200×57, 150, L y M
Tallas: S, M (probada), L y XL
SUSPENSIONES
Amortiguador: FOX Factory Series Kashima Float CTD 200×57, 150, L y M. Recorrido: 150 mm
Horquilla: FOX 32 Talas Factory Series Kashima CTD FIT 15QR. Recorrido: 150/120 mm
TRANSMISIÓN
Pedalier: Shimano XTR. Bielas 175 mm, 38×24
Coronas: Shimano XTR 11-36
Cadena: Shimano XT HG-X 10 velocidades
Pedales: No incluidos
Mandos de cambio: Shimano XTR
Cambio: Shimano XTR GS Trail
Desviador: Shimano XTR doble
RUEDAS
Ruedas: DT- Swiss XM 1550 Tricon
Neumáticos: Continental Mountain King 2.4 delantero y trasero
COMPONENTES
Frenos: Magura MT-8, discos de 180 mm de diámetro
Manillar: Titan EVO Rizer carbon. Anchura 680 mm
Potencia: Titan EVO aluminio. Longitud 80 mm
Dirección: Titan EVO tapered 1-1/8”-1.5”
Tija de sillín: Kind Shock LEV 125 mm telescópica
Sillín: Prologo X10
MÁS INFO
Distribuidor Bicicletas de Álava:tel: 945 13 52 02Website: www.bhbikes.com

Fotos: S. Romero/BH

Galería

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.