Bicis de la Titan Desert: la MMR Rakish de Josep Betalú
PUBLICIDAD

Bicis de la Titan Desert: la MMR Rakish de Josep Betalú

El flamante ganador de la tercera etapa de la Titan Desert 2021 ha optado por una rígida para competir en esta edición de la gran carrera de MTB por el desierto. Te mostramos y analizamos la particular MMR Rakish de Josep Betalú pocos minutos después de cruzar la meta en primera posición.

Fotos: Christian Casal

Si sumamos la distancia de cada etapa y la dificultad del terreno, continuamente quebrado, las bicis de Cross Country de doble suspensión son aplastante mayoría en la Titan Desert. No obstante, sorprende que sigue habiendo una legión de fieles a las ‘hardtails’, y uno de ellos porta el número uno en el dorsal, Josep Betalú.

El biker de Amposta, según ha declarado a Solo Bici, tiene capacidad para escoger entre la MMR Kenta, de doble suspensión, y la MMR Rakish. A pesar de haber competido, y ganado, la Titan Desert con suspensión total, Betalú se siente muy cómodo con la rígida, con confianza en los descensos rápidos y más tracción cuando llegan las dunas.

A pesar de quedarse lejos de la lucha por la general a las primeras de cambio, la confianza de Betalú sigue intacta y hoy lo ha demostrado haciéndose con la victoria de etapa tras una galopante escalada. Una victoria en la que, sin duda, ha colaborado esta bicicleta que te mostramos y analizamos a continuación:

Cuadro

Por supuesto, Josep Betalú se sirve del marco más ligero de la firma asturiana, el Rakish SL, en talla S y con un peso declarado de 955 gramos. Está fabricado en fibra de carbono monocasco de alto módulo y ofrece una geometría equilibrada e incluso algo conservadora, con una dirección abierta a 69,5º y una longitud de vainas de 425 mm.

Dispositivo lubricante portátil:

Este accesorio es, sin lugar a duda, el componente más llamativo de la MMR Rakish de Josep Betalú. Se trata de un dispositivo de la firma costarricense Movi-lub que distribuye el propio Betalú, aunque resulta tan eficaz en competición que prefiere no facilitárselo a ciclistas que puedan ser rivales.

Consiste en una cámara que alberga el líquido lubricante, ajustada en los orificios del portabidón, y un conducto que sale de ésta hasta conectar con el plato. Un émbolo situado en la botella del aceite activa el sistema y vierte el lubricante sobre la cadena a deseo del biker, incluso sin dejar de pedalear. Como detalle extra, Betalú incluye un eslabón de la cadena para tener repuesto en caso de rotura en la cinta de ajuste del dispositivo.

Transmisión

Una mezcla entre grupos Shimano y SRAM, con la personalización propia de una bici de competición. Las bielas son SRAM XX1 y el cambio trasero es Shimano XTR, al igual que el cassette y el pulsador. El plato, en cambio, es de la marca Snail, muy extendido entre los primeros espadas de esta Titan Desert 2021. Está fabricado en aluminio 7075 T6, cuenta con 38 dientes e incluye un potenciómetro Quarq integrado.

En los frenos, sin embargo, Betalú prefiere la fiabilidad de los Shimano XT (con un solo pistón) y discos de freno Quaxar Iris.

Ruedas y cubiertas

Una de las mejores ruedas de carbono para Mountain Bike de competición que podemos encontrar en el mercado. Las Speedsix Titán (imposible un nombre más acertado para la ocasión) poseen una llanta de fibra de carbono unidireccional T1100, con un perfil de 25 mm y una anchura de 28 mm. Cuentan con radios Sapim y su peso declarado es de 1.269 gramos.

Estas ruedas quedan rematadas con un juego de neumáticos Maxxis Aspen tubelizados y con carcasa de refuerzo EXO, con un balón de 2.25. Betalú se siente cómodo con esta anchura a pesar de que la tendencia apunta a 2,35 y 2,40, pero el biker catalán acostumbra a montar con cubiertas de 2.1, así que esta elección es específica para la Titan Desert. En las etapas más rodadoras ha bajado la presión hasta 0,8 bar y para la cita con las dunas lo reduce hasta la increíble cifra de 0,2, aunque afirma que para rodar así “hay que saber”.

Periféricos

El manillar Alpcross de carbono sorprende por su estrechez, de tan solo 650 mm, un detalle ‘old school’ que se adapta bien a la estatura de Betalú. Además, la potencia ultra invertida, que está a -25º, revela la postura tan agresiva que quiere adoptar el dorsal número 1.

No pasa desapercibido este portabidón extra anclado en la tija, puesto que el cuadro de la MMR Rakish de Josep Betalú no cuenta con orificios para un segundo portabidón.

Sillín de competición, un Tune JM Speedneedle hecho a mano y con estructura y raíles de fibra de carbono. Su peso es de tan solo 97 gramos.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario