¿Qué es?

Nuevo bidón de Camelbak que ha sido fabricado con un aislamiento interno que conserva la temperatura del interior y con el denominado TruTaste, una mezcla de prolipropileno patentada por la firma estadounidense que asegura que el agua mantendrá su sabor; es decir, evitará el desagradable sabor a plástico.

¿Para que sirve?

Útil tanto en invierno como en verano, nos permitirá mantener la temperatura hasta cuatro veces más tiempo que una botella convencional. Igualmente en invierno nos permite mantener el calor aun con bajas temperaturas.

¿Cómo va?

El bidón tiene dos paredes con un material aislante ubicado entre ellas. La pared interior posee el recubrimiento HydroGuard, que impide la acumulación de bacterias. La tapa de cierre es mediante rocas e incorpora una válvula de silicona denominada Jet Valve, que impide la entrada de suciedad al interior. Dicha válvula posee un mecanismo de cierre total, que evita que se derrame el interior, o de progresiva apertura del caudal.

En nuestras pruebas hemos podido mantener el agua fría hasta dos horas y media después de su llenado, y aun más si se le añaden unos cubitos de hielo al salir de casa. En realidad, la mayoría de las veces agotábamos el agua antes de finalizar la salida, ya que la sensación de frescor y la ausencia de sabor te incitan a beber más cantidad. Su válvula de cierre es ideal, sobre todo si la botella viaja con líquido en el interior de la mochila o del automóvil. No la hemos probado en invierno. Aunque dudamos que la gente beba café o té caliente yendo en bici.

¿Que falta?

Mayor capacidad

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.