¿Quién no detesta saborear agua caliente durante una salida en mountain bike? Sin embargo, es lo que nos sucede a muchos cuando nos llevamos un bidón cualquiera en verano.

En los primeros tragos aún está aceptable la temperatura del agua, pero pasadas las horas se hace insufrible beber ese líquido tan caliente. Pero tranquilo porque hay solución. Te proponemos cuatro bidones que alargarán la vida de tu refresco.

Syncros Icekeeper

El bidón Icekeeper protege tu bebida favorita frente a la transferencia térmica externa. La capa aislante mantiene la bebida caliente cuando hace frío y fría cuando hace calor. Pesa 95 gramos y ofrece un volumen de 0,6 litros.

Más información en: www.scott-sports.com/es

Zéfal Arctica Pro 55

Mantiene la temperatura de la bebida hasta 2,30 horas. El tapón sobremoldeado ofrece un mejor agarre y el sistema Lock-Cap de doble cierre lo hace 100 % estanco. Boquilla en silicona para un tacto agradable, con la válvula de apertura rápida. Capacidad de 550 ml.

Más información en: www.zefal.com/es

MSC Hot&Cold

El bidón térmico MSC HOT&COLD asegura la bebida a la temperatura óptima durante toda la ruta. Disponible en varios colores. Capacidad de 500 c.c., mantiene la temperatura en su interior, con cierre hermético para evitar fugas de agua. Pesa 147 gramos.

Más información en: www.mscbikes.com

Camelbak Podium Ice

El aislamiento término Aerogel mantiene el agua fría durante más de 4 horas. De 620 ml, viene con cierre antifuga para su transporte, boquilla extraíble para una fácil limpieza e innovador cierre automático Jet Valve, que hace que el agua no salpique ni se derrame.

Más información en: www.camelbak.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.