Seguro que has oído hablar sobre la importancia de la biomecánica aplicada al ciclismo. En los últimos años han aparecido numerosas empresas con novedosos sistemas de medición y posicionamiento sobre la bici, pero ¿qué hay de fundamento detrás de ello? No te hagas más preguntas, aquí tienes las respuestas.
Desde hace un tiempo eso de hacerse un fitting está de moda. En los círculos bikers, probablemente es más frecuente en bici de carretera, acudir a un biomecánico para que te coloque correctamente sobre tu bici es lo más. Pero ¿es realmente tan importante hacerse un estudio biomecánico?

¿Puede ser interesante para los que montamos en bici de montaña? ¿Todos son igual de fiables?

 

En MTB, también

Generalmente en bici de montaña el biker pasa menos tiempo sobre el sillín y cambia más a menudo de posición de lo que lo hacen, por ejemplo, un ciclista de carretera o un triatleta. En todo caso, estar en perfecta simbiosis con la bici es en cualquier caso importante, para aumentar el rendimiento, pero también para prevenir lesiones y ganar en confort.

Por eso, desde Solo Bici te recomendamos que acudas a un buen centro de biomecánica para revisar cómo te colocas en la bici y corregir posibles errores en la configuración de tus medidas. Ni que decir tiene que esa recomendación es mucho más enérgica si en tu caso ya padeces de molestias, adormecimientos o ciertos dolores en las salidas. Ése es un síntoma inequívoco de que algo no funciona bien en la unión entre tu anatomía y tu bici, pero ¿dónde acudir?

Distinguir lo bueno de lo malo

Asumiendo que la mayoría de los biomecánicos son buenos profesionales, no podemos olvidar que algunos otros, pocos afortunadamente, podrían ser personas que aprovechan el auge de esta ciencia como una clara oportunidad de consolidar rápidamente su negocio, sin tener en consideración el fundamento y el rigor del trabajo que realizan. Por eso, para que puedas discernir qué tipo de estudios biomecánicos son los más fiables, hemos creído oportuno recurrir a cuatro principios fundamentales.
Se trata de cuatro puntos que en su día elaboró uno de los padres de la biomecánica aplicada al ciclismo, el doctor Andy Pruitt, que desde hace años colabora estrechamente, por ejemplo, con Specialized y es uno de los artífices del sistema Body Geometry Fit. Estos principios deberían sin embargo, reproducirse en cualquiera de los sistemas y estudios que sean fiables y fundamentados.

4 REGLAS DE ORO DE LA BIOMECÁNICA

1.BUSCA LA UNIÓN ENTRE BICICLETA Y CICLISTA
El fundamento de cualquier análisis biomecánico es hacer compatibles dos elementos muy diferentes entre sí, el cuerpo del biker y una bicicleta.

2.EL MTB, DEPORTE DE REPETICIÓN
Pedalear 90 veces por minuto es hacerlo 5.000 veces en una hora, por eso es tan importante que estés bien posicionado en tu bici. Tus articulaciones deben girar en ángulos seguros.

3.LA BICI SE ADAPTA AL CICLISTA, NO AL REVÉS
La capacidad del cuerpo humano para modificar sus medidas es mínima si la comparamos con la de una bicicleta. Por eso, debes intentar que la bici se adapte a ti y no al revés.

4.TOMAR MEDIDAS EN MOVIMIENTO
Analizar tu postura en estático no tiene sentido si luego los dolores o problemas surgen cuando pedaleas. El estudio biomecánico tiene que basar sus mediciones en pleno movimiento.

 

 

3 MOTIVOS PARA HACERTE UN ESTUDIO BIOMECÁNICO

1.PEDALEA CON SEGURIDAD
Tu cuerpo no deja de ser un buen puñado de segmentos óseos que interactúan entre ellos a través de músculos, tendones y ligamentos. El movimiento genera entre ellos tensiones que en determinados ángulos y posiciones pueden ser lesivas.
Mucha presión en la rótula, la curvatura cervical o las manos, por ejemplo, producen adormecimientos, inflamaciones o desgaste. Un buen posicionamiento sobre la bici corrige estas situaciones de riesgo.

2.APROVECHA TU POTENCIAL
Se sabe que en determinada disposición de las palancas que generan fuerza en el pedaleo, tus piernas, se obtiene un mayor rendimiento mecánico. Con la biomecánica podemos buscar esa posición más eficiente, la que produce más vatios. Sólo hay que estudiar tus medidas y llevar tu posición hacia el patrón ideal de máximo rendimiento.

3.DISFRUTA DE TU BICI
Si se producen los dos puntos anteriores, está claro que montar en bici se convertirá en una experiencia mucho más placentera.
Reducir las molestias o incluso eliminarlas, sentir como toda la fuerza que generas se traduce en avance, hace que lo pases mejor pedaleando. Por descontado, un estudio biomecánico en alguien que se inicie en el MTB también es interesante.
Le proporciona confort y consigue que la primera experiencia con el deporte sea de lo más positiva.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.