BMC Roadmachine X 2022: carretera, caminos y mucho más
PUBLICIDAD

BMC Roadmachine X 2022: carretera, caminos y mucho más

BMC acaba de presentar su bicicleta de carretera más polivalente hasta la fecha, la Roadmachine X. El modelo, que llegará a las tiendas el próximo año, está creado especialmente para domar el asfalto más irregular, así como atraverse con tramos de adoquines o caminos de tierra, sin etiquetarse como una gravel.

La BMC Roadmachine X es una evolución de la Roadmachine convencional, la bicicleta gran fondo por excelencia de la marca suiza. Su presencia en la oferta de carretera de BMC viene a ocupar el espacio entre el segmento endurance o gran fondo y el gravel. Una bicicleta de geometría relajada, muy equilibrada, disposición del carbono orientada a absorber vibraciones y montaje similar al de una bicicleta de gravel.

En el cicloturismo cada vez quedan menos límites por explorar gracias a bicicletas como la Roadmachine X. Un modelo con el que el ciclista es capaz de alejarse momentáneamente del asfalto y rodar por caminos de tierra o grava, sin que sus brazos y manos sufran en exceso. Pero, sin embargo, no hay que olvidar que es una bici de asfalto.

BMC Roadmachine X: así es su cuadro anti vibraciones

bmc roadmachine x

La construcción del cuadro de carbono integra la tecnología TCC Endurance de BMC, que también incluye a la horquilla. El tratamiento TCC (Tuned Compliance Concept o concepto de elasticidad ajustada) aporta más elasticidad de los tubos de carbono en las zonas y ángulos del cuadro más expuestos a los impactos y vibraciones del firme. Estas zonas son los tirantes, la tija del sillín y la horquilla.

Los primeros son finos, planos y caídos, que pueden flexar muy ligeramente en cuanto el ciclista coge un bache o rueda por asfalto muy rugoso. El segundo elemento del TCC Endurance es la tija de carbono especial en forma de D (D-Shape, también con cierta flexión gracias a su offset o desplazamiento de 15 mm.

Y el tercero, la horquilla, también posee una destacada flexibilidad vertical, sin mermar su rigidez lateral, para que los brazos y manos del ciclista no sufran más de lo debido.

Geometría

El compromiso con la comodidad de esta bicicleta se nota también en su geometría gran fondo. Es la misma que la de la Roadmachine, por lo que postura sobre la bici no se verá modificada y será muy equilibrada.

Es un modelo largo, con una distancia entre ejes de 997 mm en talla 54, ángulo del sillón retrasado a 74,2º y ángulo de dirección de 72º. Números que se traducen en una mayor sensación de estabilidad en firmes irregulares o tierra que bicicletas de carretera más escaladoras, permitiendo al mismo tiempo rodar acoplado para no perder velocidad.

Integración de componentes

Viene con neumáticos de serie de 32 mm de ancho.

Al igual que el modelo principal Roadmachine, esta versión X incorpora sus soluciones de integración para conseguir un diseño limpio, de cierta respuesta aero y que lime unos gramos a la báscula. Así, el juego de la dirección está integrado en la pipa, así como el cierre de la tija del sillín, que elimina la clásica abrazadera.

Por otro lado, el guiado de los cables está oculto casi por completo, quedando al descubierto sólo los del freno delantero y parte del trasero, que entra en el cuadro a través de una pequeña compuerta en la parte superior del tubo diagonal.

Transmisión SRAM XPLR inalámbrica en todos los montajes

Transmisión monoplato, aunque con posibilidad de añadir un guiacadenas, o doble plato.

De esta ausencia casi total de cables tiene buena parte de ‘culpa’ el nuevo grupo de transmisión inalámbrico monoplato SRAM XPLR AXS, presente en las dos versiones del modelo, One y Two. El inédito grupo de gravel de SRAM posee la tecnología de cambio wireless AXS, desviadores nuevos preparados para resistir rutas por caminos y bielas de los grupos Red y Force.

Además, posee un anclaje para instalar desviador delantero y transformar la transmisión de 1x a 2x. Asimismo, y para acercarse aún más al montaje de una bicicleta de gravel, la BMC Roadmachine X viene también con un pequeño soporte para añadir un guiacadenas.

Gama: dos modelos de carbono y uno de aluminio

bmc roadmachine x one
Versión X One de alta gama.

Como ya hemos mencionado, los modelos One y Two vienen con transmisión SRAM XPLR AXS inalámbrica (versiones Force y Rival, respectivamente) y su cuadro está hecho completamente de carbono. Está previsto que ambos lleguen al mercado en abril de 2022, con precios de 5.999 y 4.699 euros, respectivamente. Las tallas disponibles de ambas son la 47, 51, 54, 56, 58 y 61.

bmc roadmachine x two
Primer modelo en carbono X Two.

Por otro lado, habrá una versión en aluminio de la BMC Roadmachine X, la X Al, más orientada a rutas de resistencia o largos viajes de bikepacking por etapas. Vendrá montada con grupo Shimano GRX de doble plato y anclajes para guardabarros yportaequipajes. Su precio será de 2.299 € y su llegada a las tiendas está prevista para mayo de 2022, en las mismas seis tallas que las de carbono.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario