Bos, el fabricante francés de suspensiones, ha abierto su primera oficina internacional en Las Vegas, Estados Unidos. La nueva sede servirá como centro de ventas y  servicios de la compañía para el mercado norteamericano.

«Crear una oficina en Norteamérica era el siguiente paso lógico para nosotros. Es muy importante para los consumidores y para nuestros fabricantes de equipamiento original, además la sede también ayudará a suministrar a los distribuidores de América del Sur», ha declarado el CEO y fundador de Bos, Olivier Brossard.

Además, su expansión por Norteamérica no acaba aquí y es que, la empresa de Tolouse también ha anunciado su asociación con Suspension Werx  y S4 Suspensions para la distribución de sus productos a Canadá.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This