Cork 720 de Rheeder, ganador a la postre

Cork 720 de Rheeder, ganador a la postre

El Rey, Brett Rheeder regresó y defendió su título en el Viena Air King. Después de su victoria del año pasado, consiguió con de nuevo la victoria y se sentó en el trono delante del ayuntamiento de Viena, una vez más . El segundo lugar fue otorgado al piloto polaco Szymon Godziek, seguido del belga Thomas Genon.

La victoria no se decidió hasta el último minuto, cuando todos los finalistas lograron dar lo mejor de si mismos antes de la lluvia golpeara la plaza del ayuntamiento. Después de un formato de dos carreras, los ocho primeros clasificados recibieron cada uno su parte de la bolsa de premios de 10.000 euros. El mayor porcentaje fue para Brett Rheeder – su actuación increíble conmocionó a la multitud y no dejó a los jueces más remedio que concederle la victoria. Después de una intensa caída en la práctica, no estaba muy claro si Rheeder participaría en la final, pero volvió fuerte y elevó el listón a un nivel inalcanzable. Su segundo tanda empezaba con una truckdriver, un enorme backflip tailwhip, seguido de un Cork 720 y un barspin frontflip super limpio. Suya era la victpria, sin discusiones.

Tras él, quedaron Szymon Godziek y Thomas Genon, segundo y tercero respectivamente; en una clasificación donde no no encontramos, por desgracia, a nadie de nuestros mejores representantes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.