Los chicos de Bultaco convocaron un interesante Press Day en su cuartel general de Montmeló, Barcelona, para que los medios pudiéramos probar y difrutar durante toda una jornada de su ya conocido modelo Brinco, y Solo Bici no faltó a la cita. Nos recibieron Alessandro Bifano, del departamento de marketing de la marca y Gerald Poellmann, el actual presidente de Bultaco. En Montmeló tuvimos la oportunidad de ver el día a día de la factoría Bultaco, en la que se emsamblan las Brinco, al mismo tiempo que nos mostraron todas las tecnologías que se aplican en este vehiculo híbrido, mitad bici, mitad moto y como se prueban antes de su producción definitiva.

Pasamos a la ación

Después de la visita a las instalaciones centrales, nos dirigimos al recinto privado de La Sorrera Bike Park en la Garriga, también en la provincia de Barcelona. Allí, el expiloto de motos del rally Dakar, Marc Guasch, nos preparó un circuito en el que pudimos rodar encima de la Brinco R, la versión más agresiva de esta moto-bike.

Después de unas explicaciones técnicas sobre su funcionamiento, realizamos una vuelta al circuito, con Marc de guía de excepción. La primera sensación al subirte encima de la Brinco es extraña, sin duda. Pedalea como una bici, pero tiene también puño de gas como una moto, así que cuesta un poco aclararte sobre el tipo de vehículo en el que estás. De todos modos, cuando te has familiarizando con ella, en apenas unos minutos, la diversión no tiene límites. Es rápida, con picos de velocidad propios a los de una motocicleta, pero su manejabilidad deja boquiabierto y permite hacer diabluras imposibles sino se hacen con una bici.

Más información: www.bultaco.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.