El equipo Caja Rural-Seguros RGA ya tiene ‘9’ para esta Vuelta a España. Un equipo combativo, guerrillero, con el que buscar una victoria de etapa que se resiste desde que Antonio Piedra alzara los brazos en los Lagos de Covadonga, allá por el año 2012. La formación verde apuesta por una mezcla entre veteranía y juventud en todos los terrenos, empezando por los jefes de fila. Ambos castellanoleoneses, uno ya bien curtido y el otro aún por hacer: Sergio Pardilla y Jaime Rosón.

Para el segundo de ellos será probablemente su última aparición con los colores verdes del equipo antes de pasar a las filas del Movistar Team el año que viene. Rosón ya debutó en la ronda española el año pasado e incluso habló con Arueda.com sobre la experiencia –y los malos efectos de que le faltara experiencia- en la carrera. Aun así, estuvo en dos fugas entre ellas la de San Andrés de Teixido, donde fue noveno.

Por su parte, Pardilla ha estado ya a buen nivel en la recientemente acabada Vuelta a Burgos, donde acabó undécimo. Rozando el Top10. Ya el año pasado en la propia ronda española estuvo muy cerca hasta que se quedó sin fuerzas en la jornada final camino del Alto de Aitana donde se dejó casi media hora. Terminó en el puesto 18: “El trabajo está bien hecho, he completado esta parte de la temporada sin incidencias. Mi objetivo personal pasa por pelear alguna victoria de etapa. Estoy anímicamente bien y espero que la suerte acompañe, pues al final no deja de ser una carrera de supervivencia”, explica Pardilla.

Para todos los terrenos

Caja Rural tiene balas para todos los terrenos en esta Vuelta. Rafael Reis tratará de hacer un buen papel en la crono larga de Logroño y entrar en fuga en las etapas con menos dificultades montañosas. Por su parte, Fabricio Ferrari será el hombre rápido del equipo para las llegadas masivas, precisamente la especialidad donde la nómina de inscritos de la Vuelta a España es más floja. Aunque hay algunos nombres como John Degenkolb o Cort Nielsen que están por encima del sudamericano.

Y luego quedan los guerreros: el siempre combativo Lluis Mas que el año pasado sufrió una dura caída en la bajada de San Andrés de Teixido, ya terminada la etapa. El balear es un fijo en las fugas de los primeros días, y seguramente también disputará alguna clasificación secundaria para lucir maillots en esas jornadas iniciales. Héctor Sáez, Diego Rubio y Nick Schulz completan la parte joven del ‘nueve’ y tratarán de moverse en la media montaña, mientras que David Arroyo aportará su experiencia.

“Presencia, lucha y calidad”

Por su parte, el director del equipo Eugenio Goikoetxea ha incidido en la idea de hacer un equipo “lo más equilibrado posible” de forma que haya opciones de éxito en todos los terrenos: “Es la carrera más importante de la temporada y hemos intentado buscar gente para todos los terrenos. Hay que tener en cuenta que se nos va a pedir presencia, mucha lucha y algún punto de calidad”, explica el técnico de la formación verde.

Tanto él como sus corredores saben a la perfección que lograr una etapa no va a ser cosa fácil, aunque confían en conseguir “darle la vuelta” a una temporada muy complicada y marcada por los contratiempos: “Esperamos que haya oportunidades, y si los World Tour dejan algún resquicio trataremos de aprovecharlo, aunque cada vez es más difícil. Pero esperamos poder regalarles una bonita actuación a todos los patrocinadores y seguidores”. El conjunto navarro afronta la gran carrera del año.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.