¿Quién es el que ha ganado hoy? Era la frase que más se repetía entre el mundillo ciclista en general el pasado mes de agosto, en San Andrés de Teixido, cuando un tal Lilian Calmejane logró su primera gran victoria como ciclista profesional. Era la cuarta etapa de la Vuelta a España y el francés del Direct Energie remataba una fuga de unos 20 corredores en la ascensión gallega.

Hoy, casi 11 meses después, el mismo ciclista se acaba de hacer con la primera etapa del Jura en este Tour de Francia rematando a las mil maravillas una escapada de muchísima calidad y, por qué no decirlo, con el permiso de un pelotón demasiado pasivo en el último puerto antes de llegar a la Station des Rousses. Y es que en el puerto no se ha producido ni un simple ataque entre los grandes candidatos a la general del Tour.

A sus 24 años, el joven ciclista galo ha conseguido ahora sí su mejor victoria como corredor. Ganar una etapa en el Tour de Francia es lo que todo francés ansía, y más del modo en que lo ha hecho hoy. Calmejane lleva un año redondo con siete victorias –contando la de esta tarde-, que le convierten en uno de los grandes jóvenes valores del año. De momento, además, Direct Energie se asegura al corredor otro año más: “Hemos ido desde el kilómetro cero hasta la meta a fondo, la etapa se ha hecho muy dura y para mí es increíble haber ganado aquí. La cabeza ha sido mucho más importante que las piernas”, ha dicho tras la etapa.

Pelea por la fuga, por fin

Hasta 50 corredores han intentado hoy coger la fuga, a diferencia de lo fácil que había sido durante toda la semana con escapadas de uno o dos ciclistas. Sky no ha permitido nunca ventajas mayores de tres minutos. Una escapada que se fue rompiendo siempre en grupos cada vez más pequeños. Van Avermaet, Barguil, Chavanel, Pauwels, Matthews, Bakelants… gente de muchísima calidad y con un claro componente táctico.

Porque tanto Trek-Segafredo como BMC, Movistar y Sky han metido gente en los cortes por si acaso luego se ponía el asunto complicado y había que desatar las hostilidades atrás. El propio ritmo del pelotón ha hecho que empezasen la subida final a la Combe de Laisia con la fuga completamente muerta, sin opciones ya de ganar. Y cuando estaban alrededor del minuto de distancia, con terreno por delante para que ocurrieran cosas… no pasó nada. Sky mantuvo un ritmo que dejó el grupo en torno a los 30 corredores. Y Calmejane acabó resolviendo la fuga.

Mirando al Mont du Chat

El hecho de que en el puerto hayan atacado –y sacado distancia, aunque les hayan echado mano en meta- Brice Feillu y Guillaume Martin es un indicativo perfecto de que el ritmo no era tan selectivo como para romper la carrera. Entre los favoritos las cartas se han quedado completamente boca abajo.

Todo con la vista puesta en la etapa de mañana: el Mont du Chat, que reventó completamente el Dauphiné hace un mes, sí debería ser un puerto que abra de verdad la general. Antes habrá que subir el Col de la Biche y la Grand Colombière, otros dos HC, en lo que debería ser un verdadero etapón a poco que los favoritos se expriman y busquen las debilidades. Llevamos ocho días de Tour y, salvo las muestras de debilidad de Nairo Quintana y Contador en la Planche des Belles Filles, no se ha visto gran cosa. Veremos si mañana es el día.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This