Diversión asegurada

La Jekyll es una bici que, al igual que pasó con el modelo original que marcó una época en Cannondale, está pensada para el máximo disfrute gracias a su excelente polivalencia.

Cuadro

El cuadro de la Jekyll es espectacular. Fabricado en aluminio 6061, es de esperar que sea ligero, aunque por las dimensiones de los tubos, está claro que a la hora de fabricarlo ha primado la robustez ante la ligereza. Y para dejar claro esto, sólo hace falta ver las impresionantes dimensiones de la bieleta del sistema.

Los buenos detalles del cuadro están presentes en cualquier punto: pipa de dirección 1.5” típica de la marca americana, caja de pedalier BB30, eje trasero pasante de 12×142 mm… y un punto de suma importancia que no puede pasar desapercibido: los dos ejes pasantes de 15 mm de diámetro que se utilizan para los puntos de giro de la bieleta. Además, cuentan con un doble rodamiento sellado que por una parte nos dará una mejor sensibilidad y, por la otra, hará que todo el conjunto de la suspensión trasera quede más sólido.

El conjunto lo remata un amortiguador de FOX, desarrollado junto a Cannondale, que nos ofrecerá la posibilidad de variar el recorrido de la parte trasera de 90 a 150 mm desde el mando del manillar.

Como va

La posición que nos da la Jekyll una vez nos montamos encima de ella es muy buena si pensamos que se trata de una bici all mountain a medio camino hacia el enduro. En marcha nos daremos cuenta de que en cualquiera de las dos posiciones del amortiguador la bici actúa de maravilla. En la posición Elevate (manera en que denominan en Cannondale la posición de 90 mm de recorrido trasero) escala perfectamente con apenas sentir algo de movimiento poco deseable. Cabe destacar que en ningún caso es un bloqueo total, por lo que tendremos que asimilar un mínimo movimiento de la parte trasera, pero a decir verdad, es muy poco movimiento perfectamente asimilable. Además, si colocamos la posición de la horquilla Talas en 120 mm de recorrido, lo más aconsejable en ese modo, la posición queda perfecta para subir, ya sea en posición de bloqueo o abierta.


En el modo Flow (modo de posición de amortiguador de máximo recorrido, 150 mm) y con el mismo recorrido en la horquilla FOX, el posicionamiento que adoptamos encima de la bici y la geometría que queda con un sag generoso es perfecto para bajar y aprovechar el máximo recorrido. Es entonces cuando salen a relucir las tremendas dotes bajadoras que posee la Jekyll. En esta posición, la bici es de lo más juguetona, pudiéndola mover fácilmente y teniendo claramente la diversión como gran objetivo. Sin ser considerada una bici enduro pura y dura, podemos decir que actúa como tal por el conjunto que nos ofrece. A pesar de ello, si nos colocamos de forma estable en la bici, sin ponernos de pie y sin hacer movimientos bruscos, podemos subir sorprendentemente bien. De todas maneras, sí que notamos un mayor movimiento que en la posición Elevate, algo que encontramos normal teniendo en cuenta lo bien que baja.

En su contra diremos que nos gustaría haber contado con una mayor potencia de frenada, ya que en ocasiones la echamos en falta y nos vimos limitados a la hora de apurar. También preferiríamos un manillar más ancho, aunque el que equipa es aceptable. Otro de los componentes que nos limitó en cuanto a la conducción fueron los neumáticos, que no poseían demasiado agarre, no dan demasiada confianza en depende qué tipo de terrenos.

Sin duda, la Jekyll es una bici con la que podemos pedalear perfectamente y el disfrute está asegurado, a pesar de que el peso hace que la sintamos algo perezosa en algunas situaciones, sobre todo a la hora de subir. Bajando se comporta como un juguete.

A favor

● Capacidad de absorción
● Geometría perfecta en los dos modos
● Sube perfectamente bien sin bloqueo

En contra

● Peso algo elevado
● Neumáticos mejorables

Características técnicas

Cannondale
Jekyll Alloy 3
3.599 euros
13,580 kg (sin pedales)
120-150 mm / 90-150 mm
CUADRO
Material: Aluminio
Tallas: S, M, L y XL
Garantía: De por vida
SUSPENSIONES
Horquilla: FOX 32 Talas RL. Ajustable de 120-150 mm
 

Amortiguador: FOX DYAD RT2

 

TRANSMISIÓN
Pedalier: SRAM S1400 / 44-33-22 / Bielas 175 mm
Casete: Shimano HG-62 / 11-36
Cadena: KMC X10
Pedales: No incluidos
Mandos de cambio: Shimano SLX
Cambio: Shimano XT
Desviador: SRAM X7
RUEDAS
Llantas: Sun Ringlé Inferno25 / Bujes: Formula delantero 15QR y Sun Ringlé Dirty Flea 142×12 mm
COMPONENTES
Neumáticos: Schwalbe Hans Dampf 2.35”
Frenos: Avid Elixir 7. Diámetro discos: 180 mm
Manillar: Cannondale C2 / 680 mm
Potencia: Cannondale C1 / 80 mm
Dirección: Tange Seiki 1.5” integrada
Tija de sillín: Cannondale C2
Sillín: Cannondale Stage
MÁS INFO
Cycling Sports Group Europe. espana@cyclingsportsgroup.com

Website www.cannondale.com

Fotos: S. Romero

Galería

2 Respuestas

  1. Jose Villarreal

    la cannondale jekyll 2012, soporta un amortiguador delantero de 160mm de recorrido?

    Responder
  2. david

    se le podria poner una horquilla invertida a este modelo??
    si es asy que medidas serian tubo etc.
    mxas gracias

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.