Una bicicleta sencillamente espectacular. Así es la Cannondale Scalpel 29er Carbon Ultimate más alta de gama, gracias a una estética elegante y exclusiva. Cannondale plasma en ella toda su tecnología, y lo cierto es que el resultado no defrauda en absoluto.

Pocas bicis en el mercado nos han ofrecido la sensación de precisión absoluta en la conducción que transmite esta Cannondale Scalpel 29er Carbon Ultimate. Por eso creemos que nunca el nombre de una bici fue tan acertado (Scalpel significa bisturí en inglés). Cannondale posee la tecnología exclusiva que hace posible esta abrumadora sensación de trazar la curva por donde quieres o pasar por encima de piedras sin que la bici apenas se inmute.

El SI Integration, con la dirección de 1,5’’ de diámetro, las bielas Hollogram y el estándar BB30. La horquilla Lefty, con doble pletina, el eje de rueda delantera OPI y los rodamientos del basculante sobredimensionados. Todo ha contribuido a que nuestros días de ruta con ella hayan sido una experiencia difícil de olvidar. Todo ello y, no olvidemos, también los menos de 10 kg de peso que la convierten en la bici más ligera de las tres que hemos comparado. Ese cóctel de rigidez extrema y ligereza hace que disfrutes de la bicicleta hasta límites insospechados.

Muchos quilates

Como viene siendo habitual en Cannondale en los últimos tiempos, la denominación Ultimate, la de esta Cannondale Scalpel 29er Carbon Ultimate, comporta un equipamiento totalmente exclusivo, fuera del alcance de la mayoría de los mortales. En este caso, e igual que ocurre con su hermana pequeña, la hardtail F, este modelo tope de gama se monta con componentes ENVE, entre los que se incluyen unas espectaculares ruedas de perfil en fibra de carbono y compatibles con tubeless. Manillar, tija, sillín y amortiguador FOX con tratamiento Kashima acaban por redondear una bici casi perfecta.

A los mandos

La Scalpel es una bici pensada para pedalear, con un golpe de pedal muy efectivo, sin apenas vaivenes del basculante, siempre y cuando te preocupes de llevar una presión de aire adecuada a tu peso. De todos modos, y para los que tengáis en mente el mítico modelo Scalpel de 26’’, he de deciros que este modelo 29er no tiene nada que ver. Esta bici tiene un sistema de suspensión que trabaja como monopivote y, por tanto, ofrece más sensibilidad inicial que el sistema original Scalpel, que trabajaba a partir de la flexión en las vainas de carbono.

Este aspecto, junto a que el modelo Ultimate no posea un bloqueo real –el amortiguador FOX con sistema CTD endurece la compresión notablemente pero no llega a ser un bloqueo–, le resta algo de reactividad a la bici cuando pretendemos esprintar o pedalear de pie con todas nuestras energías, a no ser que abuses de presión alta en el amortiguador, con la insensibilidad que ello comporta. La diferencia respecto a una bici con bloqueo total como la Spark o como podría ser la Epic gracias al sistem Brain es poca, pero palpable. Tiene, por tanto, un perfil de bici más maratón y menos XC, en nuestra opinión, que las otras dos comparadas.

Bueno y malo

La geometría está bien adaptada a las particularidades de las 29’’, incluso con una potencia invertida de 15° que compensa la excesiva altura de la pipa de dirección y las pletinas de la Lefty. No nos gustó, en cambio, tener que soltar el manillar para manipular el amortiguador. A una bici de más de 9.000 euros hay que exigirle un mando remoto en ambas suspensiones.

A favor

– Compromiso rigidez-ligereza insuperable
– Precisión en marcha
– Estética y acabados espectaculares

En contra

– ¿Por qué no hay un bloqueo remoto del amortiguador?
– La parte delantera de la bicicleta es más alta de lo deseable en una 29er de XC

Aquí puedes ver también la ficha técnica y la galería de fotos de la Cannondale Scalpel 29er Carbon Ultimate.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.