Prueba: Cannondale SuperSix EVO SE, una gravel de ADN racing
PUBLICIDAD Noticias Mega 1
Fotos: Israel Gardyn

Prueba: Cannondale SuperSix EVO SE, una gravel de ADN racing

Compartiendo catálogo con la aventurera Cannondale Topstone, la firma norteamericana propone una gravel súper deportiva como la Cannondale SuperSix EVO SE, con el mismo ADN racing que su ‘hermana’ de carretera.

Cannondale es uno de los fabricantes de bicicletas que más y mejor han apostado por el gravel desde su expansión. Con una trayectoria de años atrás y sin temor a tomar riesgos, la Cannondale Topstone, equipada con suspensión trasera, se ha consolidado como una referencia absoluta entre el gravel más aventurero y desenfadado.

Sin embargo, con menor ruido mediático, los norteamericanos presentaron en 2021 una alternativa para el gravel más racing y deportivo: la Cannondale SuperSix EVO SE. En poco tiempo, esta sencilla pero tremendamente eficaz (y bonita) bicicleta de gravel se ha convertido en toda una referencia en un segmento que acaba de eclosionar y en el que Cannondale ha colocado una piedra angular con este modelo.

Cannondale SuperSix EVO SE acción

Y es que parece que han dado en la tecla sin pretenderlo, porque la Cannondale SuperSix EVO fue presentada con un único montaje (4.999 €) y así se ha mantenido hasta esta campaña, momento en el que han incluido un modelo más a la gama (3.999 €). No es de extrañar que esta bicicleta abunde en las parrillas de salida de cualquier competición de gravel con montajes personalizados tomando como base la propuesta de la propia casa.

Nacida de la competición

Recordemos que el ‘apellido’ SE es el empleado por Cannondale para aquellas bicicletas que poseen un espíritu más rebelde y radical que las que toma como base. Sucede con la Cannondale Scalpel SE o la Trail SE, por ejemplo. En este caso, la bicicleta de referencia es, por supuesto, la Cannondale SuperSix EVO, la gran bicicleta escaladora y de alto rendimiento para carretera de la marca. Un modelo del que calca su diseño pero no su geometría. En la Cannondale SuperSix EVO SE hay matices importantes dirigidos a mejorar su rendimiento offroad.

Cannondale SuperSix EVO
Imagen comparativa con las dos Cannondale SuperSix EVO, la versión de carretera y la SE de gravel, ambas de la misma talla.

En primer lugar, cabe destacar que el cuadro está facturado íntegramente en fibra de carbono, aunque no hay versiones Hi-Mod como en el modelo de carretera. El diseño es muy deportivo, con perfiles ligeramente aerodinámicos y la característica unión de los tirantes con el tubo vertical a media altura. No obstante, no pasa desapercibido el sobredimensionamiento de los tubos, especialmente del diagonal, para reforzar la estructura y protegerlo ante impactos.

Cannondale SuperSix EVO SE cuadro

Geometría adaptada

La propia marca denomina la geometría de la Cannodale SuperSix EVO SE como OutFront y, tomando como base la versión de carretera, se han realizado adaptaciones procedentes de las bicicletas de ciclocross para potenciar la comodidad y la estabilidad en marcha. Así, en la bicicleta de gravel el reach es más corto, el tubo del sillín más alto, hay mayor altura del eje de pedalier, la pipa de la dirección es considerablemente más corta y la distancia entre ejes es superior, por comparar solo algunas de sus cotas.

Cannondale SuperSix EVO SE geometría

Fusión gravel y road

Estamos ante una bicicleta destinada al gravel más deportivo, incluyendo la competición, y es algo que Cannondale ha querido dejar claro. Basta con reparar en el hecho de no poseer un solo orificio roscado para portabultos o portabidones algo que, a nuestro juicio, resulta algo excesivo, aunque el avance de esta modalidad les está dando la razón.

Cannondale SuperSix EVO SE pedalier

Sorprende también la presencia de un pedalier PressFit, un sistema al que Cannondale ha permanecido fiel pero que actualmente comienza a perder cuota de mercado. En gravel, por ejemplo, es muy poco común y la Cannondale Topstone carece de este sistema en detrimento de uno roscado.

Cannondale SuperSix EVO SE paso de rueda
En detalle, el generoso paso de rueda de la bicicleta, con capacidad para cubiertas de 45 mm.

Además, el paso de rueda aumenta respecto a la SuperSix de carretera, permitiendo el montaje de cubiertas de hasta 45 mm de ancho. Tecnologías ‘made in Cannondale’ como el sistema de ejes pasantes Speed Realease, para retirar ambas ruedas sin la necesidad de extraer por completo el eje, ponen la guinda al pastel.

Cannondale SuperSix EVO SE speed release
En detalle, el sistema speed release de los ejes pasantes.

Montaje: sencillez y eficacia

El montaje de la Cannondale SuperSix EVO SE se dirige al máximo al rendimiento, aunque sin apuntar a componentes de alta gama para contener su precio final, sin duda un punto a su favor. El elemento más distintivo lo encontramos en la transmisión.

Cannondale SuperSix EVO SE cambio

Se trata de un grupo SRAM Rival eTap AXS, de accionamiento electrónico e inalámbrico. Cannondale ha optado por un desarrollo de doble plato en lugar de un monoplato, una decisión que aplaudimos puesto que multiplica la versatilidad de la bicicleta en cualquier terreno y sobre cualquier pendiente. La combinación de platos de 46 y 33 dientes con un cassette de 12 coronas y 10-36 dientes se adapta a firmes negativos de alta cadencia y a grandes paredes.

Cannondale SuperSix EVO SE platos

Llama la atención que hayan optado por una entrada del cableado del freno procedente del manillar muy expuesta, penetrando en el cuadro por el tubo diagonal. Facilita las tareas de mantenimiento o reparaciones de posibles averías, pero estéticamente no está a la altura del conjunto y además los cables pueden resultar intrusivos durante el pedaleo.

Cannondale SuperSix EVO SE

El manillar, por cierto, carece de cualquier tipo de retroceso o apertura de las puntas (flare), dando claras muestras de su perfil súper deportivo, cercano a la carretera. Es de aluminio y supone un punto de posible mejora para rebajar unos gramos de peso. La tija, en cambio, sí es de carbono, y lleva el sello Hollowgram KNØT de la propia Cannondale. Es exactamente la misma que apreciamos en la SuperSix EVO de carretera y posee un diseño ligeramente aerodinámico capaz de filtrar pequeñas irregularidades verticales del terreno.

Cannondale SuperSix EVO SE tija

Quizá puede parecer decepcionante encontrar un juego de ruedas de aluminio en una bicicleta tan deportiva, pero no podemos obviar que las DT Swiss CR-1600 SPLINE que monta de serie la Cannondale SuperSix EVO SE son de las más ligeras y resistentes de su categoría. La llanta posee un ligero perfil de 23 mm y su peso es de tan solo 1.709 gramos. Vienen acompañadas por un set de neumáticos Vittoria Terreno Dry de 38 mm de ancho (en realidad dan 40 mm en orden de marcha). Una propuesta muy racing aunque versátil, con un canal central rodador y tacos laterales más acusados.

Cannondale SuperSix EVO SE rueda

El peso de la Cannondale SuperSix EVO SE en talla 51 y sin pedales es de 8,54 Kg.

En marcha

Cabe destacar, como curiosidad, que durante los meses en los que pudimos probar la Cannondale SuperSix EVO SE, también pasó por la redacción de Solo Bici la Cannondale Topstone 2L, por lo que pudimos apreciar de primera mano las grandes diferencias entre ambas propuestas.

Cannondale SuperSix EVO SE acción

Si aquella era una plataforma en la que primaba la comodidad, la absorción y la conectividad, en este caso nos vamos al polo puesto. Estamos ante una bicicleta que es puro nervio, que propone una posición de ataque, de tacto rígido y sin soluciones de absorción o sistemas de carga. Es evidente que se asemeja más a la versión de carretera y traslada este concepto a pistas y caminos en los que volar a velocidades propias de la ruta.

Cannondale SuperSix EVO SE acción

Sí es justo reseñar el excelente tratamiento de Cannondale en el desarrollo y la aplicación del carbono. Junto al trabajo de la tija Hollowgram, conceden una filtración muy palpable tras la acumulación de kilómetros y horas de pedaleo sobre la bici. Quienes deseen amplificar esta sensación de filtración, pueden optar por montar gomas de 45 mm trabajando a baja presión.

Cannondale SuperSix EVO SE

Así, su geometría compacta y la rigidez torsional de la estructura nos invitan a dar lo máximo de nosotros, con especial predilección por los cambios de ritmo y potentes aceleraciones. Sobre terreno técnico, se siente suficientemente estable para lanzarnos con confianza, aunque obviamente no es la bicicleta que mejor se adapta a singletracks o zonas rocosas. El firme compacto es su terreno predilecto, incluyendo también superficies hormigonadas o asfaltadas, donde sacar a relucir toda su genética road.

En definitiva, la Cannondale SuperSix EVO SE es una gravel multisuperficie. Está adaptada para alcanzar velocidad punta en pistas y caminos forestales, aunque también es capaz de resistir el maltrato de un terreno roto y además tiene suficiente empaque y estabilidad para solventarlo. También es apta para aventuras de larga distancia y concebirla como como bicicleta exploradora. Pero, sin duda, ha nacido para grandes escenarios, aquellos que implican un dorsal al frente o un reto mayúsculo de los que dejan huella de por vida. Una gravel-race sencilla y completa al mismo tiempo.

Puedes consultar más información de este modelo concreto en la web oficial de Cannondale.

 Lo mejor

  • Bicicleta de gravel muy deportiva, aunque también es una plataforma sencilla, sin complicaciones.
  • Montaje con transmisión electrónica.
  • Diseño heredero de la versión de carretera aunque adaptado al gravel.
  • Geometría modificada para mejorar su rendimiento en territorio gravel.

Lo peor

  • Una gama compuesta por solo dos montajes.
  • Carece de orificios para portabultos, bidones o guardabarros.
  • La entrada del cableado es un poco intrusiva, la integración es mejorable.
  • Unas llantas de carbono mejorarían el conjunto.
  • El pedalier PressFit está en extinción en una disciplina como el gravel.

FICHA TÉCNICA / Cannondale SuperSix EVO SE

Cannondale SuperSix EVO SE

Precio: 4.999 €

Talla: 51

Color: Cool Mint

Peso: 8,54 Kg (talla 51 sin pedales)

CUADRO

Material: Fibra de carbono

Horquilla: SuperSix EVO CX Carbon, SAVE

TRANSMISIÓN

Cambio: SRAM Rival eTap AXS

Manetas: SRAM Rival eTap AXS, braze-on

Bielas: SRAM Rival DUB X-Range, 46/33

Cassette: SRAM Rival XG-1250, 12-speed 10-36

Pedalier: SRAM DUB PF30A Road 83 mm

Cadena: SRAM Rival 12-speed

Frenos: SRAM Rival, 160/160mm

RUEDAS

Llantas: DT Swiss CR-1600 SPLINE

Cubiertas: Vittoria Terreno Dry TNT, 700 x 40c

PERIFÉRICOS

Manillar: Cannondale 2, 6061 aluminio

Potencia: Cannondale 2, 6061 aluminio, 31.8, 7°

Tija: HollowGram 27 SL KNØT, Carbon

Sillín: Prologo Dimension AGX

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

2 comentarios en «Prueba: Cannondale SuperSix EVO SE, una gravel de ADN racing»

  1. En el artículo habéis dicho que no tiene orificios para portabidones, pero en las fotos se ve que en el tubo vertical, el de la tija, si tiene, si bien no los lleva en el diagonal.

    Responder
    • Hola Manuel, nos referimos a que no lleva orificios para instalar portabidones (u otros bultos) más allá de los habituales. La bicicleta está preparada para llevar dos bidones, uno en el tubo vertical y otro en el diagonal.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1