Probamos la Canyon Endurace CF 9.0, la bici granfondo de la marca alemana que aúna comodidad y rendimiento para cicloturistas.

Fotos: Sebas Romero

La Canyon Endurace CF 9.0 de este test se sitúa en el segmento de las bicis de granfondo, priorizando así la comodidad sobre la aerodinámica o la reactividad y eficiencia en el pedaleo de los modelos más racing. La geometría del cuadro busca por tanto una posición relajada con la que poder recorrer gran cantidad de kilómetros cómodamente. Con el mismo propósito, la bici incorpora la exclusiva tecnología VCLS (Vertical Comfort Lateral Stiffness). Su objetivo consiste, como apunta su denominación, en favorecer una elevada flexibilidad vertical que aporte confort en marcha y al mismo tiempo, conseguir rigidez o firmeza lateral del cuadro para transferir de manera óptima nuestra fuerza sobre los pedales.

El sistema VCLS comporta un tratamiento especial tanto de la disposición como del tamaño de fibras de carbono empleadas, así como los perfiles del propio que cuadro. Éste aporta un sobredimensionado en zonas como la caja de pedalier, en las que se requiere de máxima firmeza, al tiempo que otras zonas del cuadro son un tanto elásticas y muy finas para incrementar la filtración de vibraciones y la comodidad. A tenor de nuestras sensaciones en marcha, nos ha sorprendido muy gratamente el feeling que aporta el cuadro con una notable capacidad de absorción gracias a la tecnología VCLS que acabamos de describir. Por otro lado, la reactividad del cuadro al ponernos de pie es notablemente buena si tenemos en cuenta que el objetivo principal de la familia Endurace CF es el confort, sin dejar de lado el rendimiento deportivo.

La tecnología de Canyon al servicio del confort y destinado al usuario cicloturista.

En la parte posterior del cuadro de la Endurace CF es donde Canyon ha puesto más esfuerzo en cuanto a la absorción de las irregularidades del terreno, precisamente porque es la zona que soporta el 70% del peso corporal. Teniendo eso en cuenta encontramos el tubo de sillín Maximus, que da nombre a la tecnología usada al combinar, una sección rectangular en la inserción con el pedalier, y una sección circular en la parte superior, donde alberga la tija del sillín. Esta diferencia de secciones del mismo tubo del sillín tiene como objetivo conseguir la máxima rigidez en el eje del pedalier, que es donde más lo puede necesitar. A la vez que en la parte superior busca la máxima absorción. Precisamente es en esta parte superior del tubo del sillín que alberga una de las principales características de la familia Endurace y el valor de más absorción, Canyon denomina VCLS Post 2.0. Hablamos de la particular tija del sillín que está formada por dos hojas paralelas e independientes con una cabeza flotante. Es un sistema fabricado conjuntamente con los expertos en ergonomía de Ergon y que funciona a modo de amortiguador.

Los tirantes de poco diámetro de la Endurace CF permiten una mayor absorción de las vibraciones del terreno. Todo este conjunto de tija, tubo de sillín y tirantes reducen en gran medida los efectos de las vibraciones en nuestro cuerpo, consiguiendo de este modo optimizar nuestro rendimiento y alargando en gran medida la fatiga muscular. El enfoque de esta bici se completa con otros detalles coherentes con su carácter granfonfo: desarrollos compact, manillar también compact y cubiertas de ancho 25C.

Canyon ofrece una gran variedad de montajes a sus dos modelos de cuadro Endurace. La opción de aluminioEndurace AL– con tres montajes distintos de Campagnolo Athena, Shimano Ultegra y Shimano 105. O como en nuestra unidad de prueba el cuadro de carbonoEndurace CF–. Este mismo cuadro, lo encontramos con seis montajes diferentes, desde el Shimano Dura-Ace mecánico, hasta el Shimano 105 de 11 velocidades, pasando por la única opción en Campagnolo Chorus también de 11 velocidades. Nosotros hemos probado la Endurace CF 9.0 configurada con el Shimano Ultegra de 11v y una relación de la transmisión de 50-34 dientes en los platos, con bielas de 172,5mm y 11-28 dientes en el casete. Entendemos que el montaje de la transmisión es idónea para el ciclista al que va destinado la Endurace, un cicloturista con más o menos horas de entrenamiento que podrá afrontar con garantías cualquier recorrido de larga distancia por montañoso que sea.

Una bici rapida y confortable, a un precio más que competitivo

En marcha:

La primera sensación al subirnos a la Endurace CF 9.0 es de comodidad en los puntos de apoyo del manillar y sobre todo del sillín. El manillar lo encontramos cercano y elevado, gracias a un pipa de dirección más elevada de lo habitual; lo que nos lleva a adoptar una posición erguida y confortable. En cuanto al sillín Fizik Aliante acolchado y flexible, destaca por su comodidad, encajando a la perfección con la línea de la Endurace y sus características.

Una vez nos ponemos en marcha, nos damos rápidamente cuenta de la capacidad de absorción que tiene el conjunto de la bici, y si además aprovechamos los neumático de 25mm para usarlos a una presión alrededor de los seis bares, vamos a disfrutar de un paseo confortable sin necesidad de preocuparnos por el buen o mal estado de la carretera. A ese confort que nos ofrecen los neumáticos le sumamos el de las ruedas DT Swiss R 23 Spline, una elección más que acertada por su resistencia, polivalencia y garantía de calidad. A ello le sumamos un ancho de la llanta ampliado a 21mm; que proporciona mejor control de la frenada y combinado con los neumáticos de 25mm un extra de absorción.
Hemos comprobado que la Canyon Endurace CF, puede presumir con garantías del desarrollo e investigación destinada al ciclista menos competitivo, que hasta hace poco no podía encontrar una bici con este nivel de prestaciones, a un precio más que competitivo, tal y como nos tiene acostumbrados la firma alemana. De este modo, se abre un nuevo abanico de posibilidades al gran público cicloturista que con la Endurace CF 9.0 se topa con una bici de cuadro cien por cien de carbono, con un aceptable peso de 7,3 kg (en talla L) y a un precio de 1799€.

¿Para quién?

La Canyon Endurace CF 9.0 va destinada a un perfil cicloturista con carácter deportivo, que no competitivo. La disposición del carbono y la geometría están orientadas a favorecer las largas pedaladas en una postura menos racing. El montaje y la calidad del grupo Ultegra hacen de este modelo de una bici de gran relación calidad-precio. Para usuarios de estilo menos deportivo o menor poder adquisitivo, Canyon ofrece una gama amplía también el cuadro Endurance de aluminio.

A favor
Precio / calidad-precio
Confort
Amplia variedad de tallas disponibles
En contra
No hay opción de grupo electrónico

EQUIPACIÓN DEL PROBADOR: Casco Endura Airshell / Gafas Endura Benita / Maillot Endura FS260-Pro Maillot Impreso/ Culote Endura Xtract Gel / Zapatillas Catlike Whisper Road

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This