¿Cómo se debe correr una Cape Epic? La experiencia de Antonio Ortiz, doble finisher de la prueba

¿Cómo se debe correr una Cape Epic? La experiencia de Antonio Ortiz, doble finisher de la prueba

La Cape Epic posee una participación abierta entre bikers profesionales y otros amateur o exprofesionales, como es el caso de Antonio Ortiz. El malagueño ha completado dos ediciones de la dura y prestigiosa prueba MTB sudafricana y nos cuenta las claves para acabarla con éxito.

PUBLICIDAD Content_1

Por Javier Ruiz y Jorge Padrones / Fotos: Cape Epic y Algarve Bike Challenge

La prueba por etapas MTB de Sudáfrica es el sueño para muchos bikers de todo el mundo, ya sean profesionales o no. Los atractivos recorridos, sus pistas y singletracks únicos y el alto ritmo que se lleva durante sus 8 etapas supone un aliciente más para quien quiera doctorarse en el Mountain Bike de competición.

Antonio Ortiz, exprofesional del MTB durante los años noventa y primeros 2000, y miles de kilómetros de pruebas por etapas a sus espaldas por todo el mundo, es una de las voces autorizadas para hablarnos sobre la carrera africana.

En los últimos días, Ortiz ha acompañado a uno de los debutantes de la edición 2022, Jorge Padrones (colaborador y biker de Solo Bici) en la Algarve Bike Challenge. Ambos han formado pareja para completar la prueba portuguesa, elegida por este último como campo de pruebas o “ensayo general” de cara a la aventura Cape Epic. Hemos hablado con él para conocer más detalles, consejos o trucos para afrontar un desafío tan complicado como éste.

PUBLICIDAD Content_2

Cape Epic: 5 pasos para ser finisher de la prueba

Podemos resumir el método de Antonio Ortiz en 5 factores clave o pasos que hay que dominar para llegar al objetivo de finisher: ensayo previo, gestión de las fuerzas, alimentación, mecánica y técnica.

  • El ensayo general

Ortiz y Padrones eligieron correr la Algarve Bike Challenge de comienzos del mes de marzo como una “prueba de preparación” o “ensayo general” para la Cape. Como si de una obra de teatro se tratase, hay que utilizar el mismo escenario, atrezzo, vestuario y equipo técnico que en la representación final.

Antonio Ortiz (derecha), corrió junto a Jorge Padrones (izda) la Algarve Bike Challenge como ‘antesala’ de la Cape Epic.

Por eso Padrones llevó la misma bicicleta (una BH Lynx Race), componentes, equipación y accesorios que tendrá en Sudáfrica. También hay que poner en práctica desde este momento la estrategia de carrera. Aunque en un formato mucho más reducido, la prueba portuguesa “es muy similar en cuanto a kilometraje y desnivel que la Cape Epic”, afirma Ortiz. Por ello es un campo de pruebas ideal para calibrar tanto el estado de forma trabajado meses atrás, como poner en práctica la estrategia entre la pareja para gestionar las fuerzas.

“Correr una prueba así, un par de semanas antes del gran objetivo, permite al corredor coger el hábito de competir día tras día, acostumbrarlo a que soporte esfuerzos diarios en carrera y que pueda recuperar adecuadamente”, explica el malagueño.

PUBLICIDAD Content_3
  • Gestión de las fuerzas

En la Cape se encadenan etapas en línea bastante largas, de 4 a 6 horas de duración en un nivel algo más amateur. Además, los repechos son constantes, así como los cambios de ritmo. Y también se compite junto a corredores de mucho nivel, por lo que el ritmo es muy alto. Pero Ortiz prioriza el saber gestionar las fuerzas y no dejarse llevar por esa alta exigencia.

“Hay que guardar uno o dos puntos de fuerza, rodar en torno al 70 – 80% de tus posibilidades en las primeras horas de etapa. Es importante escuchar a tu cuerpo, llevar un control del mismo y darle la energía suficiente comiendo con frecuencia”, afirma.

  • Comer y beber: aprovechar la ventana metabólica

Ortiz incide en la alimentación y el aporte constante de nutrientes en todas las fases de la carrera y entre etapas. “Tras llegar a meta hay que estar atentos y no esperar mucho a comer y beber. Hay que hacerlo con mucha frecuencia durante la prueba, pero también después. Aprovecha la ventaja metabólica para ingerir algún snack y una bebida o alimento recuperador. Después ducharse, hacer una pausa para relajarse y, seguidamente, una comida más copiosa”, explica.

cape epic prueba

“Aclaro que no es cuestión de comer mucho, sino de hacerlo bien, con alimentos que de verdad te pueden ayudar a recuperar y afrontar el día siguiente con las reservas llenas”. En este sentido, el biker y embajador de BH incide en el aumento de la ingesta de carbohidratos, reducir la fibra y tomar los alimentos ricos en proteínas en el formato más sencillo, para facilitar la digestión. “La clave está en evitar que el estómago trabaje más de la cuenta para evitar un gasto de energía extra”, apunta.

  • La mecánica: el kit de supervivencia

En una carrera tan dura, larga y abierta a las averías como la Cape Epic, es fundamental contar con herramientas y accesorios para solucionar los contratiempos más habituales, en un tiempo récord. “Una multiherramienta completa es básica en este tipo de carrera. Tiene que llevar las llaves más habituales, además de un tronchacadenas y un eslabón rápido”.

Mechas para reparación del neumático Tubeless, una cámara, bombona de CO2, parches rápidos y una bomba normal también son fundamentales para arreglar pinchazos. Asimismo, como las etapas son muy largas, Ortiz recomienda también llevar en el bolsillo del maillot, la bici, o la mochila, un pequeño bote de lubricante de cadena.

  • Aspecto técnico: la importancia de los tramos de ‘transición’

La prueba sudafricana basa su dureza en el aspecto físico, en el interminable encadenado de etapas largas y con gran desnivel, por ello Ortiz no considera el aspecto técnico como prioritario, pero no por ello se puede dejar de lado y no practicarlo en el periodo de preparación. “Son más exigentes los tramos de rodar. Las pistas están muy rotas, sobre cauces secos de arroyos, existen muchos senderos entre viñedos. Por ello, optar por correr con una doble suspensión será una buena elección”.

cape epic prueba preparación

“En cuanto a los singletracks famosos de la Cape”, prosigue, “en realidad es la parte más llevadera de la carrera. No son muy exigentes en lo técnico. Suelen estar limpios y peraltados en muchos casos. Aprovecharemos este terreno para recuperar y aumentar el ritmo, disfrutando de los senderos para cargarnos de moral”.

Por último, y aparte de estos 5 pilares fundamentales, aconseja que, tras la carrera de preparación o ensayo previo, no parar completamente. “El grueso del trabajo está hecho. Basta con realizar entrenamientos puntuales no muy exigentes, intercalándolos con algún día de fondo para que el cuerpo no ‘olvide’ que está listo para competir”. Una vez llegado el día de la salida, sólo queda contar con el factor suerte, que es importante en una carrera así, para el empujón final hacia la meta.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario