ÁFRICA, EN ESTADO PURO

Solo Bici tuvo la oportunidad este año de acudir a Sudáfrica para documentar la Absa Cape Epic desde dentro, y tan sólo dos semanas después ya la estamos echando de menos.

Texto y fotografía: Marc Gasch

LA CAPE EPIC ES PURO ESPECTÁCULO EN PLENA NATURALEZA Y SU ORGANIZACIÓN, una de las mejores del mundo, con cada segundo planeado a la perfección. Las etapas son largas y duras, y no dan descanso, pero el esfuerzo se ve recompensado con imágenes que quedan grabadas en las retinas de los corredores para siempre.


Tanto, que muchos de ellos repiten año tras año y se ha convertido en una cita anual indispensable para muchos corredores, como nuestro mismísimo José A. Hermida, un adicto a la Cape Epic y parte integrante del show, con su dosis de humor diaria compartida y sus intervenciones públicas que elevan los ánimos de los participantes. Nosotros ya tenemos la fecha apuntada para el año próximo…

La Cape Epic nos deleitaba cada día con nuevos paisajes, desde estepas secas y polvorientas hasta densos bosques de pinos, singletracks infinitos entre flores y subidas imposibles. Es la carrera más dura del mundo en MTB por etapas y, por supuesto, también una de las más espectaculares para la vista.

La dureza de la carrera se hace patente desde el primer día, y no sólo por los elevados kilometrajes, sino por lo duro del terreno, que no da descanso.

CapeEpic

Madrugones, penas, alegrías, frío y mucho calor, todo ello vale la pena en cuanto arrancas con tu bici y el día te depara nuevas sorpresas a cada momento. Los campamentos este año fueron algo incómodos algún día por culpa de las lluvias, pero la organización es impresionante. Perfecta.
Al único que no te quieres encontrar es a este rider de la derecha, los Hyena, que hacen de escoba…

El agua y el barro estuvieron presentes en las primeras etapas, un infierno para los riders, una bendición para nosotros los fotógrafos…

El agua y el barro estuvieron presentes en las primeras etapas, un infierno para los riders, una bendición para nosotros los fotógrafos…
La carrera trascurre por pistas salvajes pero en algunos tramos encontramos singletracks artificiales perfectos. Nino andaba fuerte pero su compañero sudafricano le retrasaba para poder optar a pódium. Muchos españoles este año, entre ellos Pau Zamora y Joan LLordella que hicieron un carrerón, la gente de Imparables, los chicos de Pavé, de Biciclinic, Carnicer & Cía, y ¡todos muy delante!

El barro convirtió en un infierno tramos que en principio iban a ser sencillos, y dio mucho trabajo a los chicos de los stands de Oakley, que limpiaban frenéticamente las gafas de los corredores. El grupo de cabeza imprimía un ritmo fuera de lo normal, con medias de velocidad increíbles para lo duro del terreno y las distancias a cubrir.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.