El mes de julio termina en nuestro país con el Circuito de Getxo, que se ha disputado hoy bajo un cielo gris típico de las latitudes vascas. Y que ha concluido con la victoria de Carlos Barbero, que sin duda está ocupando en Movistar el hueco que dejó Juanjo Lobato al marcharse al Lotto NL-Jumbo. Dando al equipo una serie de triunfos en pruebas donde es necesario un hombre rápido. En esta ocasión, Barbero ha mostrado su versatilidad al ser el más rápido y con diferencia en el repecho de Txomintxu que suele decidir la carrera.

La arrancada del burgalés ha tenido tal fuerza que ha llegado a picar tiempo sobre sus rivales. Un Ángel Madrazo que ha sido más que digno segundo y está completando una temporada muy sólida en Delko y José Herrada ha cerrado el podio. Esta vez sí, Movistar ha impuesto su condición de equipo favorito en la línea de meta. No se ha repetido la sorpresa de la semana pasada en Villafranca-Ordizia.

Olfato y madurez

Lo cierto es que el año de Carlos Barbero está siendo realmente bueno, aunque con escasa presencia de carreras World Tour más allá de unas cuantas clásicas de primavera donde, por cierto, se defendió más que bien. El ciclista de Gamonal, de 26 años, acumula 52 días de competición con un total ya de cinco victorias: la general de Volta ao Alentejo, etapas en Vuelta a Madrid y Castilla y León, la de hoy y también el primer parcial por equipos del show de las Hammer Series. No está nada mal en su primera temporada con Movistar, y después de venir de un año en blanco. Algo que para un sprinter nunca es plato de buen gusto.

Pero además de eso, Barbero está demostrando sobre todo síntomas de madurez. La etapa de Castilla y León la ganó haciendo parar a todo su equipo en el único puerto del día, sabiendo que quedaban 100 kilómetros casi planos hasta la capital leonesa y se veía el más rápido. Se dejó ir para no quemarse en la subida, y terminó por enganchar sin demasiadas dificultades entre el descenso y el llano, para después ser muy superior al sprint.

Para hacerse con la Volta ao Alentejo también tiró de inteligencia para bonificar y terminar llevándose la victoria general, aunque no llegase a ganar ninguna etapa. La de hoy en Getxo, en concreto, es la segunda victoria de su carrera deportiva en este escenario. La anterior llegó allá por 2014 cuando todavía corría en las filas del conjunto continental que tenía en marcha la Fundación Euskadi. Tres años después repite con los colores de un World Tour como Movistar Team. A partir de mañana forma parte del ‘ocho’ telefónico en la Vuelta a Burgos (2.HC). La de su casa, donde ya alzó los brazos en 2015. El mejor Carlos Barbero está de vuelta tras un 2016 más discreto. Tal vez haya llegado el momento de que desembarque en las mejores carreras del mundo.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This