Seguro que recordáis el incidente de Carlos Coloma en la prueba de Banyoles, en la que se fue al suelo después de que un energúmeno le molestara en una curva con una bandera y un palo.

Pudimos hablar con el riojano para que explicara él mismo lo sucedido

Empecemos, ¿qué pasó, Carlos?

Que me encontré con una persona que no se respeta ni a ella misma. Todo el mundo tiene su forma de dar espectáculo y de animar, pero que una persona vaya con una bandera y un palo me parece una falta de respeto. Para mí el tema está zanjado, pero en la vida no vale todo. En Banyoles tengo amigos, uno de mis principales patrocinadores (Carniques de Juia) y Josep Duran (compañero de equipo) es de ahí, y siempre es una gran fiesta del mountain bike.

Pero sabes que hay aficionados en las carreras de MTB con toda clase de banderas.

Sí, pero el problema es que iba con un palo y hacía como que me pinchaba. Fue algo curioso, más allá del color de la bandera. Pero que quede claro que él en ningún momento me tira, pero al hacer lo que hizo, me desconcentré totalmente y me caí más tarde. Me habría encantado que me hubiera dicho que sentía lo sucedido. Fue un gesto de mal gusto. La gente ya es mayorcita, al menos yo. Nunca me había caído en Banyoles.

¿Llegaste a hablar con el agresor de Banyoles?

A través de Instagram me escribieron sus amigos y me dijeron que nosotros habíamos caldeado el ambiente. Tengo 37 años, llevo 20 en la Copa del Mundo y no tengo que justificarme ante nadie. Todo el mundo sabe cómo soy y que no pongo excusas. Estoy dedicado al mil por mil a mi deporte y a mi familia e intento no meterme con nadie. Yo no puse ninguna excusa y ni mi mecánico ni yo calentamos a la prensa.

¿Y con él no?

Lo encontré, le escribí y le dije que me parecía una falta de respeto su actitud y lo que hizo, pero que por mí estaba olvidado. Dijo que no era para tanto, a lo que le respondí que no se preocupara si no me daba respuestas ni pedía perdón, que la vida es demasiado bonita para hacer estas cosas. Al fin y al cabo en Banyoles no estaba para ganar, pero no fue una cosa de buen gusto. Mira, si uno de mis hijos hiciera algo así, le diría que estas cosas no se hacen y que pidiera perdón.

Cambiemos de tercio, poco a poco va carburando el motor del nuevo equipo y de Colo, ¿no?

Sin duda. Estoy empezando como me gusta, haciendo pruebas de maratón, corriendo en la Mediterranean Epic, Banyoles y Chelva, para llegar a septiembre y octubre con buen nivel y optar a estar entre los diez primeros en la Copa del Mundo e intentar pisar el podio, que hace tiempo que no lo hago. Tengo chispa e ilusión, y a nivel de proyecto y estructura estoy más motivado que nunca.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This