Los hay con visera y los hay sin visera. El casco pasa por ser uno de los elementos de la equipación del ciclista más delicados. Cuando decimos delicados queremos decir que se trata de uno de los elementos de una personalidad más acentuada. Hay cascos que encajan en la cabeza del biker como anillo al dedo y los hay que no favorecen  al biker para nada. Pero, más allá de esta circunstancia estética, el casco es un elemento básico e imprescindible en la práctica del mountain bike. En el mercado se encuentran modelos de todo tipo, dotados de unas características u otras, diferenciándose unos de otros a partir de su diseño, peso, orificios de ventilación, tecnología que aplican a la hora de la absorción de los impactos y en los elementos de ajuste del mismo.

¿Visera sí o visera no?

Cuando uno se compra un casco de cross country o de enduro, la mayoría de ellos vienen en la caja con una visera, pero no todos los bikers la llevan. Muchos de ellos la utilizan porque así se diferencian de los ciclistas

de carretera, que no la llevan, pero, ¿qué beneficios aporta? La visera del casco protege al biker del sol, de las ramas en los senderos o bajadas estrechas, donde hay ramas de los árboles, y de las salpicaduras del barro. Pero, hay bikers que no comparten esta idea, que creen que no hay para tanto a la hora de protegerte del sol y argumentan que además disminuye la visibilidad, lo que les obliga a montar con la cabeza un poco levantada para ver el camino. Son muchos de ellos los que argumentan cuestiones estéticas para su uso o no. Para unos, el casco con visera es un acierto y para otros no, y viceversa, y también hay quien argumenta que en caso de caída, con mala fortuna, por supuesto, la visera puede provocar algún corte en la cara o el ojo.

 

Sea como fuera, lo que está claro es que la visera se trata de un elemento diferenciador entre el ciclismo de carretera y de montaña, pero que ni mucho menos todos los bikers la utilizan. Hemos querdio hablar con Sergio Mantecón, uno de nuestros mejores bikers, nuevo fichaje del Trek Racing Factory para que nos diera su opinión al respecto.

Sergio Mantecón: “El casco con visera identifica un poco al biker”

Y éstas son sus palabras: “He llevado siempre casco con visera, siempre me ha gustado. En mi opinión, marca un poco. Ahora está más de moda, diferenciándose de la carretera. El MTB está sacando cosas propios, de estilo propio, y el casco es una de ellas. Me gusta por eso, aunque no lo uso siempre. La visera va bien con el barro, y yo que antes usaba lentillas, me iba muy bien porque quita el barro. Su mayor utilidad la veo con la lluvia o con el barro. Notas que te salpica mejos en el ojo, porque todo lo que viene de frente te lo quita y no te quita visibilidad. ¿La estética?, va en función del tipo de casco y de la cabeza, pero, para mí, el casco con visera identifica un poco el estilo biker”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.