La transmisión es un elemento básico para la correcta transferencia de la potencia que nos aporta el motor a nuestro pedaleo.

SRAM, por el momento, es la marca que se ha adelantado con un grupo entero específico para las e-bikes con su casete SRAM EX-1.

Es en la corona donde toma mayor importancia, y diferencia respecto a las transmisiones para las bicis convencionales (no eléctricas).

Fabricado con la tecnología E-Block de los americanos, que otorga a cada diente en conjunción con la cadena una posición de enlace definida, en cada uno de los engranajes.

Además, cada diente está pensado para trabajar en su parte interna y externa, lo que hace que cada cambio que realicemos sea más preciso incluso con la cadena en máxima tensión.

Único y resistente

El casete lo forman 8 coronas (11, 13, 15, 18, 24, 32, 40 y 48 dientes), que consiguen un rango del 436%. Para reducir el estrés de la dureza del motor eléctrico se ha desplazado la posición del casete respecto al núcleo de la rueda 7 mm, lo que hace que el cruce de la cadena sea menos traumático.

Todo pensado al milímetro. Una auténtica obra de arte a expensas de ser maltratado en una e-bike.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This