La transmisión es un elemento básico para la correcta transferencia de la potencia que nos aporta el motor a nuestro pedaleo.

SRAM, por el momento, es la marca que se ha adelantado con un grupo entero específico para las e-bikes con su casete SRAM EX-1.

Es en la corona donde toma mayor importancia, y diferencia respecto a las transmisiones para las bicis convencionales (no eléctricas).

Fabricado con la tecnología E-Block de los americanos, que otorga a cada diente en conjunción con la cadena una posición de enlace definida, en cada uno de los engranajes.

Además, cada diente está pensado para trabajar en su parte interna y externa, lo que hace que cada cambio que realicemos sea más preciso incluso con la cadena en máxima tensión.

Único y resistente

El casete lo forman 8 coronas (11, 13, 15, 18, 24, 32, 40 y 48 dientes), que consiguen un rango del 436%. Para reducir el estrés de la dureza del motor eléctrico se ha desplazado la posición del casete respecto al núcleo de la rueda 7 mm, lo que hace que el cruce de la cadena sea menos traumático.

Todo pensado al milímetro. Una auténtica obra de arte a expensas de ser maltratado en una e-bike.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.