CatEye acaba de presentar un nuevo sistema inteligente de tres luces que se sincronizan entre sí para funcionar como una única unidad. Se trata del CatEye Sync, vamos a analizarlo para ver lo que nos puede aportar.

CatEye Sync es, básicamente, una gama de luces que, como decíamos, se sincronizan para encenderse y apagarse al mismo tiempo, destellar a la vez o activarse automáticamente, gracias a un acelerómetro implementado en la luz trasera, en caso de frenada.

El usuario podrá controlar el la personalización y el comportamiento de todo el sistema de luces a través de una aplicación móvil disponible para iOS y Android, que además permite ver el estado de carga de las baterías.

La gama de luces CatEye Sync se estrena, como decíamos, con tres modelos diferentes.

CatEye Sync Core es la luz delantera. Tiene 500 lúmenes de potencia y un peso de 94 gramos. Dispone de cinco modos de funcionamiento y hasta 136 horas de funcionamiento, que se reducen a 2 si usamos la luz fija a máxima potencia. También cuenta con un modo de destello diurno. Su precio es de 90€.

CatEye Sync Kynetic es la luz trasera. Tiene 50 lúmenes de potencia y un peso de 43 gramos. Dispone de seis modos con autonomías de entre 1,5 y 50 horas. Como sucedía con la luz delantera, dispone de un modo de destello diurno a máxima potencia lumínica. Como habíamos anticipado, dispone del modo Kynetic que detecta desaceleraciones para aumentar la intensidad de la luz y señalar la frenada a otros conductores. Su precio es de 70€.

Finalmente tenemos CatEye Sync Wearable, una luz trasera para ser montada en el casco, maillot o chaqueta del ciclista. Tiene una potencia de 50 lúmenes y pesa 20 gramos. Tiene las mismas características que la Sync Kynetic pero con menos autonomía: entre 1,5 y 45 horas.Su precio es de 70€.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.