El pasado sábado 13 de octubre durante una batida de caza mayor autorizada, según informaba el medio francés Le Point, un cazador mató accidentalmente a un ciclista inglés que estaba disfrutando de una conocida ruta MTB de la Saboya Francesa.

Según el diario, los hechos ocurrieron alrededor de las 6 de la tarde en un punto cercano a la localidad de Montriond.

Marc Sutton, el ciclista británico alcanzado por la bala, tenía 34 años y llevaba varios años viviendo en la localidad vecina de Les Gets.

El cazador fue trasladado al hospital en estado de shock

Según el medio local RTL, Philippe Toccanier, fiscal de Thonon-les-Bains, aseguró que el ciclista era perfectamente identificable por su indumentaria que, además, era llamativa.

El joven cazador, de 22 años, aún no ha sido detenido ya que tuvo que ser trasladado al hospital en estado de shock y sigue ingresado.

De momento, se ha abierto una investigación por homicidio involuntario y tratarán de esclarecer cómo fueron los hechos y cómo pudo el cazador matar accidentalmente al ciclista.

Esta no es la primera vez que tenemos que lamentar un accidente de caza tan grave. Indistintamente de dónde ocurra, la convivencia entre cazadores y demás ‘usuarios’ de la montaña, es un problema que no entiende de fronteras y nos afecta a todos por igual.

De una forma u otro, es algo que se tiene que solucionar antes de que, sea donde sea, tengamos que lamentar otra muerte.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.