Christopher Blevins, el biker que ha resucitado a Estados Unidos en el XC masculino
PUBLICIDAD

Christopher Blevins, el biker que ha resucitado a Estados Unidos en el XC masculino

Hasta hace unas semanas, Christopher Blevins era un biker semidesconocido para el aficionado. Pero su victoria en el primer Mundial Short Track de la historia y el triunfo de ayer en la Copa del Mundo de Snowshoe, ha dirigido de repente todos los focos hacia su persona. ¿Quién es y de dónde ha salido este nuevo talento del MTB norteamericano? Hacemos un repaso de su corta pero exitosa trayectoria deportiva.

Estados Unidos fue, en los inicios de las competiciones de MTB, el país de referencia y que reunía a los corredores con más talento. Ned Overend, John Tomac, Tinker Juarez o David Wiens se jugaban entre ellos copas del mundo y mundiales en los primeros noventa. Hasta que la fuerte irrupción de bikers más jóvenes llegados de Europa (Frischknecht, Martinez, Dupouey, etc) redirigió por completo la hegemonía en el Cross Country de competición masculino hacia el viejo continente.

Los campeones del MTB norteamericano se parapetaron en disciplinas radicales como el DH. Pero en el MTB original, el XC, comenzó una larga travesía del desierto, que afectó también a la categoría femenina. No obstante, esta sequía ganadora está vislumbrando su fin en las últimas temporadas, con la aparición de talentos como Lea Davison, Kate Courtney o Haley Batten en chicas y de Christopher Blevins en chicos.

El de Blevins es el último aterrizaje de un biker estadounidense en la élite del XC. Y ha sido tan repentino que ha sorprendido a propios y extraños. En menos de un mes, se ha proclamado campeón del mundo de Short Track, ha sido subcampeón del mundo por relevos con su país, bronce en el Mundial de e-Bikes y ha ganado su primera Copa del Mundo Élite, ante rivales como Schurter, Avancini o Cink. Hacía 27 años que un biker de Estados Unidos no ganaba una carrera en esta competición.

Christopher Blevins, ¿un Pidcock a la americana?

En sus inicios, combinó MTB y BMX. Luego compitió en carretera y ciclocross.

Blevins se ha formado como ciclista pluridisciplinar. Ha competido en las tres modalidades ciclistas principales: carretera, MTB y ciclocross. Y además, durante su infancia, fue una de las grandes promesas del BMX norteamericano, ganando hasta 7 campeonatos nacionales en diferentes categorías inferiores.

Se crio en Durango, Colorado, una de las mecas del MTB estadounidense y, por qué no decirlo, mundial. De hecho, en esta pequeña ciudad se celebraron el primer Campeonato del Mundo de MTB de la historia, en 1990. Blevins, por tanto, ha crecido sobre una bici de montaña en algunos de los senderos donde entrenaban mitos como Ned Overend.

En 2018, decidió dar prioridad a su calendario de MTB, aunque ya había tenido grandes resultados en ciclocross y carretera, con el equipo continental Hagens Berman Axeon de Axel Merckx. En este reportaje que Velonews le dedicó hace tres año, se explican más detalles de los orígenes y formación de esta versión norteamericana de Tom Pidcock o Mathieu van der Poel.

Altibajos en Sub23 y explosión en Élite

Ganar el Mundial XCC (Short Track) el pasado mes de agosto le dio a conocer al gran público.

En su primer año como Sub23, Blevins ya dejó muestras de su calidad en la Copa del Mundo, subiéndose por primera vez al podio en la prueba de Mont-Sainte-Anne, tras el sudafricano Alan Hatherly, ahora enrolado en el Cannondale Factory Racing. En el Mundial de Lenzerheide también se enfundó la medalla de plata, derrotado también por Hatherly.

Pero tanto en ésta como en la siguiente temporada no encontró la regularidad y consistencia deseadas. En varias entrevistas, y en sus redes sociales, afirmaba que no quería presionarse con resultados y que este paso por Sub23 se lo tomaba como un periodo de aprendizaje. Aun así, en 2019 ganó la medalla de plata del Mundial de Team Relay y en 2020 acabó segundo en la Copa del Mundo Sub23 de Nove Mesto, por detrás del arrollador Pidcock.

Estos destellos en Sub23 fueron pequeños avisos de la calidad y progresión del joven Blevins. Pero nadie esperaba que fueran a implosionar ya en su primer año como Élite, 2021. Su sorprendente Mundial de Val di Sole y el triunfo ante su público en la Copa del Mundo de Snowshoe son logros suficientes para calificarle como gran revelación de la temporada.

Un biker polifacético

Este año se estrenó en la categoría Élite.

«No me quiero ver como un simple corredor», aseguraba Blevins a Velonews en 2018. «Soy más una persona que corre en bicicleta». Es una frase que define bien el carácter del corredor Trinity Racing y su actitud frente al deporte que practica. Al igual que los Pidcock, Van der Poel y Van Aert, Blevins no quiere centrarse en una sola disciplina. Quiere divertirse corriendo tanto en MTB como en carretera y hacer también algunas incursiones en ciclocross.

Polifacético, multidisciplinar y lleno de proyectos fuera del ciclismo (ha llegado a lanzar varias canciones de rap) el biker de Durango vive su mejor momento como corredor y es posible que sea la persona que continúe con el legado que dejaron Overend y Tomac en este deporte. Es una buena noticia que Estados Unidos haya regresado, de nuevo, a la élite del MTB de competición.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario