En la provincia de Valencia, tres ciclistas fueron multados por la Guardia Civil al exceder en una bajada el límite de velocidad. Ocurrió el pasado 14 de abril, en un tramo de la CV-675 entre las poblaciones de Drova y Gandía. Un radar móvil detectó el exceso de velocidad y la Guardia Civil paró a los ciclistas en el punto kilométrico 8,5 de dicha carretera. Se trata de un tramo en bajada en la que el ciclista fue detectado a 77 km/h, cuando el límite de velocidad es de 60 km/h. La sanción correspondiente asciende a 100 euros, con un pronto pago de 50 euros. Una prueba evidente es lo ocurrido el pasado sábado en la prolongada y vertiginosa rampa de descenso que va desde la Drova hasta el primer puente en dirección a Gandía, un tramo de carretera que permite a los ciclistas alcanzar hasta los 80 km/h, a pesar de que la velocidad está limitada a 60 para todo tipo de vehículos, incluyendo los de las dos ruedas.

Esta sanción no conlleva la retirada de puntos ni ninguna intervención sobre el permiso de conducción, puesto que para circular en bicicleta no es necesario permiso alguno. Algunas voces en RR. SS. de ciclistas han señalado que la multa es recurrible porque, para poder ser multado, el vehículo en cuestión debe llevar un indicador de velocidad, algo que no es obligatorio en las bicicletas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This