El ciclista que celebró el triunfo tumbado en la línea de meta esperando a sus rivales fue el joven Andersen Tobías Lund, de categoría juvenil.

Tras ganar la Binck Classic en Harelbeke se tumbó en el suelo, antes de llegar a la línea de meta. Así quiso demostrar la ventaja que había sacado a sus rivales.

Esta celebración, un punto controvertida, no ha pasado por alto en el mundo del ciclismo. Ha recibido elogios, pero sobre todo se ha ganado críticas.

La prueba celebrada en territorio belga, la E3 de categoría juvenil, fue donde el joven Tobías demostró sus superioridad escapándose a 50 kilómetros de la meta y sacando más de 1 minuto a sus perseguidores.

Tal fue la distancia que quiso también demostrar su superioridad, tumbándose antes de llegar a la línea de meta como el que está en la playa tomando el sol.

Esta pose o gesto ha sido reprobado en redes sociales, señalándolo como una falta de respeto y de deportividad hacia sus rivales.

Lo que fue un abrumadora superioridad de Tobías, pudo haber acabado en una excesiva sobreactuación por parte del ciclista tumbado en la meta.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This