Como toda gran vuelta, el Tour de Francia también se va a convertir en la plataforma definitiva de lanzamiento de muchos jóvenes corredores. Algunos de ellos, que acaban contrato, se verán muy revalorizados para firmar un nuevo compromiso con su equipo o con cualquier otro. Aquí hay cinco nombres importantes que pueden explotar del todo en las tres semanas de carrera que se dieron comienzo ayer.

Emanuel Buchmann (Bora-Hansgröhe. 24 años. Alemania). Del corredor alemán se puede decir poco más de lo que ya comentamos en el pasado Dauphiné. Buchmann llega además al Tour como un verdadero tapado. La mayoría del equipo estará alrededor de Sagan, que buscará etapas al sprint y en muros, así como el maillot verde de los puntos. Y luego, por el lado de la general –o la Montaña, más bien- estará Rafal Majka.

Por tanto, se entiende que Buchmann tratará de echar una mano al polaco y después tendrá libertad para ver hasta dónde llega. Es su tercer Tour de Francia, y el año pasado acabó en el 21º puesto de la clasificación general. Para eso es imprescindible tener muchísima calidad. Veremos si este año el alemán se empieza a consolidar como un vueltómano fiable o, por el contrario, sigue de tapado. Tiene contrato hasta 2018.

emanuel-buchmann-dauphine

Stefan Küng (BMC. 23 años. Suiza). Se fue Cancellara y apareció otro enorme rodador helvético. Evidentemente Küng aún está por hacer en muchos aspectos, pero para las cronos ya ha demostrado ser más que fiable. Ayer fue segundo en la contrarreloj inicial del Tour por cinco segundos, dejando detrás a ‘croners’ de primer nivel como Tony Martin, Vasil Kiryienka y un largo etcétera. Este año ha ganado, además, una etapa del Tour de Romandía y se ha proclamado Campeón de Suiza contrarreloj.

Además Küng termina contrato a final de este año. El rendimiento dado esta temporada parece indicar que BMC lo renovará, también porque se está convirtiendo en un ciclista importante para las cronos por equipos –este año ha ganado las de Tirreno y Comunitat Valenciana-. Si llega vivo a Marsella, será uno de los grandes candidatos a llevarse esa etapa. Mientras, Porte tiene a una buena locomotora para ayudarle en caso de abanicos.

Pierre Latour (AG2R La Mondiale. 23 años. Francia). El caso de Latour es un tanto atípico, porque el francés ya estalló al máximo nivel en la Vuelta a España del año pasado ganando a Atapuma en el Alto de Aitana, la penúltima etapa de la ronda española. Si ya había destacado como escalador entonces, ahora lo ha hecho como contrarrelojista al proclamarse Campeón de Francia la semana pasada. Tiene compromiso hasta 2019.

A priori, Latour es probablemente uno de los grandes candidatos al maillot blanco del mejor joven de este Tour. Tiene rivales de mucha entidad con Meintjes, Yates y el propio Buchmann, pero a día de hoy es el corredor francés con más opciones de llevárselo. Dependerá de la libertad que tenga en su equipo y de cómo lo esté Bardet para que se supedite a él. En cualquier caso, tras su jefe de filas y Pinot, Latour parece ser el nombre del futuro en Francia.

pierre-latour

Dylan Groenewegen (Lotto NL-Jumbo. 24 años. Países Bajos). El sprinter neerlandés ya está amasando un palmarés respetable, pero todavía le falta una victoria en una gran vuelta. En un equipo como Lotto NL, que no suele andar precisamente sobrado de triunfos a nivel World Tour, ganar en la ronda francesa sería afrontar el resto de la temporada con mucha más tranquilidad. En cualquier caso, Groenewegen no lo tiene fácil por la nómina de sprinters que se ha citado –como cada año- en la salida del Tour.

Con contrato hasta 2019, irrumpió el año pasado en la Volta a la Comunitat Valenciana al ganarle con mucha autoridad un sprint a Nacer Bouhanni. Este año acumula cinco victorias –dos en el ZLM, otras dos en Noruega y una en el Tour de Yorkshire- y ya lleva 18 en su todavía corta carrera profesional. Una victoria en la mejor carrera del mundo supondría su entrada en la primera línea de los velocistas mundiales.

Thomas Boudat (Direct Energie. 23 años. Francia). Probablemente será el hombre rápido del Direct Energie en el Tour tras la ausencia de Coquard. Habrá que tomárselo con calma porque el corredor debuta en esta carrera, así que lo más probable es que se lleve un verdadero máster en aprendizaje, pero queda la duda de si será muy pronto para verlo disputar etapas. En cualquier caso, si lo hace ya están avisados. Boudat tiene muchísima calidad y es un corredor llamado a cosas grandes.

Con contrato hasta 2018, esta temporada ha conseguido dos victorias. Una en el G.P. Bruno Comini y una etapa en la Settimana Coppi&Bartali. La dificultad de Boudat en este Tour es más o menos la misma que Groenewegen: todos los mejores del mundo, salvo Gaviria, están aquí presentes. Por lo que no va a ser fácil para él llegar y besar el santo en su primera participación en el Tour.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This