Sorpresas, decepciones, confirmaciones, decadencias y explosiones. Una temporada de ciclismo es una sucesión de todas ellas. Acabado el año 2017, aquí dejamos cinco ciclistas que eran promesas y se han consolidado como realidades. Cinco progresiones espectaculares que ahora les tocará refrendar el año que viene, ya con más expectativas sobre ellos.

Lilian Calmejane. 24 años. Direct Energie

Sin duda, una de las grandes sensaciones del principio de año. Calmejane se estrenó en la Vuelta a España 2016 y hasta hubo quien criticó el bajo nivel de la participación de la ronda española porque “ganaba cualquiera”. El francés se ha encargado de demostrar a todo el mundo que se equivocaban. Empezó ganando a principios de febrero y ha hecho una primavera espectacular, para acabar con la guinda en julio.

Siete victorias, ni más ni menos, destacando una etapa en el Tour donde resolvió una fuga de 12 ciclistas con gente como Gesink. Corredor de media montaña y con capacidad para vueltas de una semana… por ahora, porque sólo tiene 24 años. Ha ganado también la Étoile de Besseges,  la Settimana Coppi&Bartali y La Sarthe, además de una etapa en cada una. Ojo al francés que tiene el perfil del perfecto cazaetapas.

Dylan Teuns. 25 años. BMC

Y si Calmejane hizo el camino en primavera, Teuns lo ha hecho en la parte final de la temporada. Entre julio y agosto, este potente rodador belga ha arrasado con todo lo que ha visto a su paso. Nada menos que ocho victorias en 20 días naturales. Lo que equivale casi a ganar un día sí y otro no. Una barbaridad, en definitiva. Si a eso le añadimos que a finales de este mes de julio todavía no había estrenado su palmarés, estamos ante una explosión en toda regla.

Las victorias han sido de todo tipo, en realidad. Sprints frente a rivales que no se encuentran en el primer escalón mundial de la velocidad, etapas quebradas más propias para el perfil clasicómano y generales de una semana: la más importante por nivel el Tour de Polonia, su primera victoria World Tour; y por detrás el Tour de Valonia –primera en orden cronológico- y la Arctic Race de Noruega, con etapas en todas ellas.

Primoz Roglic. 28 años. Lotto NL-Jumbo

Hace un par de años Roglic era un rodador potente, capaz de hacer buenas cronos, con el que no se podía contar en la montaña. Recién cumplidos los 28, el esloveno ha evolucionado para convertirse en uno de los mejores contrarrelojistas del circuito –plata en Bergen en la disciplina- y candidato muy serio a carreras de una semana, como paso previo al de pelear por grandes vueltas. La victoria en Serre Chevalier dejando sentado a Alberto Contador en el Tour supone un punto de inflexión.

Antes de eso también se ha marcado una primavera espectacular. Empezó ganando Algarve en invierno, sufriendo en Malhao pero tirando de una experiencia que ya empieza a ser amplia. Luego ganó dos etapas en País Vasco. Se subió al podio en Romandía tras llevarse otra etapa y también abrió ganando el prólogo de la Ster ZLM. Tras el Tour se ha centrado en Bergen, con una medalla de plata en la que fue el primero de los mortales tras Tom Dumoulin. Será interesante ver su evolución en 2018. ¿La hora de las grandes vueltas?

Marc Soler. 24 años. Movistar Team

Es verdad que las comparaciones surgen pronto y son odiosas. Y ya se ha asociado al catalán con Miguel Indurain en nuestro país, falto como está de grandes referentes una vez se ha marchado Contador aunque todavía estaba en activo cuando surgió esta comparación. Talento puro de escalador pese a ser un hombre bastante alto, Soler despuntó del todo en la pasada Volta a Catalunya, carrera en la que consiguió meterse en el podio pese a estar ayudando a Alejandro Valverde.

Soler ha corrido por primera vez en su vida una ‘Grande’ en esta pasada Vuelta a España precisamente por la baja de Valverde, y ha cumplido metiéndose en fugas de nivel aunque al final no haya estado para ganarlas. No ha levantado los brazos este año pero ya se ha enseñado entre los mejores, con actuaciones como –Volta aparte- la de la etapa final de París-Niza que acabó ganando David De la Cruz. Soler tal vez era el más fuerte, una vez Contador había gastado demasiado. Pero atacó desde lejos en solitario y pagó el esfuerzo. Veremos hasta dónde llega en 2018 en un equipo donde tiene, al menos, tres hombres delante.

Miguel Ángel López. 23 años. Astana

Tras quedarse sin Aru, Astana va a apostar por él para ser líder en grandes vueltas en 2018. Con sus problemas de técnica como principal lastre y punto a mejorar, sus dotes de enorme escalador están fuera de toda duda y ya las puso en práctica en la última Vuelta a España. Ganó en Calar Alto y Sierra Nevada. La semana siguiente, ya bajo la lluvia, se le hizo eterna pero le valió para acabar en puesto de Top10.

Lo cierto es que después de la dura caída del año pasado en Ézaro, ‘Superman’ sólo ha corrido en verano. Empezó allá por junio en la Vuelta a Suiza. Ganó una etapa en Austria, donde subió al podio en la general, y también hizo lo propio en la Vuelta a Burgos. Después, la ronda española lo acabó poniendo en el primer nivel de este deporte a escala mundial. Y se le ha quedado hueco libre por delante en el conjunto celeste. Veremos hasta dónde llega el año que viene.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This