Está fuera de toda duda que, a día de hoy, Colombia es una de las grandes potencias mundiales en el ciclismo. No sólo por la cantidad de corredores ya consolidados que hay en el país sudamericano, sino también por el talento joven que está saliendo de allí y, ya desde las carreras sub23, dominan el calendario europeo. El presente y el futuro de este deporte pasa por ahí. Sólo le faltaba un pilar por reforzar: el calendario.

Y, en parte, ya lo tiene. Colombia Oro y Paz se llama la nueva prueba que echa a andar a partir de 2018, en unas fechas que la hacen atractiva porque entra poco después de la Vuelta a San Juan, carrera argentina que ha venido a sustituir al Tour de San Luis. Se celebrará sobre seis etapas del 6 al 11 de febrero y aspira a hacer del sur de América una zona tan interesante como pueda ser Oceanía para iniciar la temporada ciclista.

Cuatro WorldTour

La carrera sale al calendario como 2.1. y tendrá alguna de las mejores figuras del pelotón internacional en su línea de salida. Los organizadores han anunciado 24 equipos. Una cifra más que respetable, de los que cuatro de ellos serán WorldTour. Del éxito que tenga la prueba en esta primera entrega dependerá que vayan muchos más el año que viene. EF Education First, Movistar, Quick Step y Sky serán las cuatro escuadras presentes de la máxima categoría, por lo que se espera que las máximas figuras colombianas estén presentes.

etixx-quickstep-fernando-gaviria-matxin-cazatalentos

De hecho, Nairo Quintana ya ha dicho que va a correr: “Es algo que el país siempre ha querido”, dijo el vencedor de Giro y Vuelta en el acto de presentación confirmando que será su primera carrera de la próxima temporada. También estarán tanto Gaviria como Rigoberto Urán. Habrá, por otra parte, ocho equipos ‘Pro Conti’ encabezados por el Manzana Postobon y presencia de Euskadi-Murias y Burgos-BH. Israel Cycling Academy, CCC, el también nuevo Holowesko y UnitedHealthcare serían las otras formaciones de Segunda.

Además, habrá una Selección colombiana que integrará a varios corredores de los principales equipos del mundo que se pierden la carrera. Es decir, que por ejemplo Jhonatan Restrepo y Darwin Atapuma participarán aunque Katusha y BMC no formen parte de la nómina de equipos inscritos.

“Poca exigencia”

Siendo Colombia y teniendo en cuenta que es la propia Federación la que hace de organizadora, está claro cuál es el tipo ideal de carrera que gusta en el país. Pero lo cierto es que la Oro y Paz no tendrá esa exigencia: la única llegada en alto será el Alto del Boquerón, con algo menos de seis kilómetros al 6% de pendiente media y algún pico del 10. Suficiente para que entre los favoritos se saquen unos segundos que decidan la carrera.

“Está bien para ser principios de temporada. Será febrero y todavía estaremos al inicio de la preparación, por lo que no podemos hacer subidas de 3.000 metros de desnivel”, aseguró Nairo Quintana en la presentación. Precisamente Colombia es un país donde no faltan subidas monstruosas, pero el calendario lo desaconseja para estas fechas. En cualquier caso, que un país con tanta tradición ciclista y que vive ahora una época dorada tenga ya una carrera de importancia es un gran paso adelante. Quizás el que le faltaba: después de inundar el mundo de ciclistas colombianos, ahora muchos de los mejores equipos del panorama ciclista van a visitar el país cada año por febrero.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This