Tanto si eres un experto como un principiante en el MTB, debes saber cómo ajustar el rebote de tus suspensiones, de la horquilla y del amortiguador. Un buen reglaje del rebote te va a permitir sacarle mucho más provecho a las suspensiones y que te otorguen más absorción, comodidad y tracción.   

Denominamos rebote al hecho que una suspensión vuelva a su posición inicial después de recibir un impacto. Según cómo lo haga (más rápido o más lento), hará que en caso de impactos muy seguidos la suspensión recupere su capacidad de absorción o no. Puede pasar que la suspensión vuelva demasiado lenta, lo que hará que cada impacto que reciba perderá capacidad de absorción hasta el punto que no recupere nada el recorrido para seguir absorbiendo; o puede pasar que retorne demasiado rápido y tengamos un tacto demasiado “rebotón”, perdiendo el control de la suspensión a la que encontremos varios impactos seguidos ya que el efecto que provocará es que la bici vaya flotando continuamente perdiendo agarre en los neumáticos. Es por eso por lo que un buen ajuste del rebote de nuestra o nuestras suspensiones optimizará el funcionamiento global de nuestra bici y nos dará más seguridad en todo momento.

dial rebote

Identificarás el dial del rebote, en la mayoría de los casos, con este característico color rojo

¿Cómo ajustar el rebote?

Por norma general, la regulación del rebote de las suspensiones es un dial de color rojo. En el caso de las horquillas lo podemos encontrar en la parte de arriba de las barras o en la parte baja de las botellas. En los amortiguadores, puede estar en la parte alta o baja de éste, y es fácilmente visible. Lo que hacemos cuando variamos la posición del dial (normalmente notamos e incluso escuchamos unos clicks) es abrir o cerrar el paso del aceite por el circuito del rebote. Si lo cerramos (normalmente girando en el sentido de las agujas del reloj), cerramos el paso del aceite por lo que el rebote será más lento; por el contrario, si lo abrimos (normalmente girando en el sentido opuesto al de las agujas del reloj), abrimos el paso del aceite por lo que la suspensión volverá más rápido.

¿Cuál es mi regulación óptima de rebote?

dial rebote2

Dial de rebote (rojo) junto al del “setting” de la compresión o plataforma del amortiguador

Como pasa en la mayoría de las regulaciones, es a gusto del consumidor, en este caso de cada biker. Si acostumbras a ir por zonas con pocas irregularidades, un rebote algo lento puede hacerte sentir más cómodo ya que actúa como un colchón, y si no es necesario que las suspensiones retornen rápido para estar preparadas para el siguiente impacto, te evitarás salir por delante al sufrir un rebote demasiado fuerte en caso de un salto importante. Por el contrario, si acostumbras a rodar por terrenos con muchas irregularidades y por trialeras técnicas, necesitas un rebote más ágil para no ir perdiendo recorrido y capacidad de absorción, que a su vez es capacidad de reacción. Pero no has de pasarte ya que si el rebote es demasiado rápido, en saltos o piedras de gran tamaño puedes salir “escupido”por encima del manillar ya que las suspensiones podrían actuar como un muelle puro y duro.

Nosotros os aconsejaríamos poner el dial del rebote justo en el medio de su número de vueltas (o clicks) y a partir de ahí probar de vuelta en vuelta (si por ejemplo nuestra suspensión cuenta con 12 clicks, lo pondríamos en el sexto, y a partir de ahí probaríamos). Si lo hacemos así, lo normal será que tengamos que abrir el rebote, por cómo acostumbran a venir de serie los settings de rebote en las suspensiones. Cabe destacar que las pruebas debemos hacerlas con las suspensiones abiertas del todo (en caso que tengamos diferentes posiciones de funcionamiento de las suspensiones).

También hay que tener en cuenta que hay marcas de suspensiones que según tu peso y el tipo de uso que le vas a hacer a la bici, te aconsejan un rebote concreto. Siempre es orientativo y, el toque último lo debes hacer tú probando y sacando tus propias conclusiones.

Lo que sí os aconsejamos sin lugar a dudas es que probéis, que abráis el rebote, que lo cerréis, que sintáis por vosotros mismos cómo actúa este en las suspensiones. Esa es la mejor manera de darse cuenta de cómo varía su funcionamiento y aprendemos a cómo reacciona nuestra bici con estos cambios. Es de esta manera que conseguiremos personalizarnos la bici a muestro gusto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.