Para la práctica del mountain bike hace ya tiempo que utilizamos las cubiertas sin cámaras o tubeless, ya que este sistema tiene muchas ventajas, sobre todo por el hecho de pinchar menos, gracias a que eliminamos la cámara del interior del neumático. Además, puedes montar con menos presión en las ruedas, con lo que mejoramos la tracción y el confort.

En una e-bike, que el peso de la bici ya de por sí es considerable, es más habitual que podamos pinchar, por lo que reduciremos las posibilidades de sufrir uno de ellos si tubelizamos los neumáticos. Este sistema normalmente va acompañado de un líquido sellante que tapará al momento los pequeños pinchazos que podamos sufrir.

Te explicamos cómo realizar el cambio. Para ello necesitarás:

1. Desmontables
2. Alcohol o similar
3. Fondo de llanta tubeless
4. Válvula tubeless

Consejos

– Antes de comenzar a montar el sistema tubeless, debes comprobar que la cubierta sea tubeless o tubeless ready. No todas las cubiertas son compatibles con este sistema.

– El líquido sellante con el paso del tiempo va mermando, por lo que debes ir reponiéndolo de vez en cuando. Un truco para hacerlo rápido es hacerlo por la válvula, desmontado en obús mediante una jeringuilla.

Paso a paso

1) DESMONTAREMOS LA RUEDA DE NUESTRA E-BIKE y nos dispondremos a extraer la cubierta mediante un desmontable.

2) MIRAREMOS QUÉ PROTECTOR DE LLANTA MONTA y lo sacaremos si este no es específico para utilizar como tubeless. Si no está enganchado a la llanta, directamente no lo será.

3) LIMPIAREMOS A CONCIENCIA EL INTERIOR DE LA LLANTA y lo secaremos totalmente, dejándolo listo para pegar el fondo de llanta específico para tubeless.

4) PEGAREMOS EL FONDO DE LLANTA asegurándonos de que no queda ninguna arruga y que cubre toda la llanta. Si para cubrir todo el fondo de llanta hace falta dar dos vueltas completas, lo hacemos.

5) CON LA AYUDA DE UN PUNZÓN AGUJEREAREMOS el fondo de la llanta justo en el punto donde tenemos el agujero para la válvula, para poder colocar la específica de tubeless.

6) MONTAREMOS LA VÁLVULA Y AJUSTAREMOS LA ROSCA EXTERIOR, que la apretaremos con la mano. No nos tenemos que olvidar de montar la junta plástica, importante para no perder aire en la zona.

7) AHORA PROCEDEREMOS A MONTAR EL NEUMÁTICO. Comprobaremos el sentido de rotación para asegurarnos de montarla correctamente. Solo montaremos la mitad de la cubierta.

8) AHORA ES EL MOMENTO DE VERTER EN EL NEUMÁTICO EL LÍQUIDO SELLANTE, en la proporción que nos indique el fabricante. Con cuidado de que no se nos caiga, montaremos el otro lado de la cubierta.

9) AHORA ES EL MOMENTO DE VERTER EN EL NEUMÁTICO EL LIQUIDO SELLANTE, en la proporción que nos indique el fabricante. Con cuidado de que no se nos caiga, montamos el otro lado de la cubierta.

10) UNA VEZ HAYAMOS REALIZADO EL HINCHADO, comprobaremos que el neumático esté totalmente talonado, y lo haremos girar repetidamente para repartir todo el líquido por el interior. Ya lo tendremos.

Texto: Sergi Moll (Probike)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.