¿Cómo debe hidratarse un ciclista? ¿Qué bebida es mejor?
PUBLICIDAD

¿Cómo debe hidratarse un ciclista? ¿Qué bebida es mejor?

El verano es la estación en al que se alcanzan las mayores temperaturas y en la que muchos ciclistas aficionados acumulan más kilómetros que en cualquier otra. Es por ello que el riesgo a sufrir una deshidratación aumenta considerablemente. En este artículo te mostramos cómo debe hidratarse un ciclista y qué tipo de bebida es la mejor para mantenernos hidratados.

Una buena hidratación nos permite seguir realizando nuestras diferentes actividades, ya sea bici, entrenamiento de fuerza o paseos familiares, de manera saludable ya que se rehidrata el cuerpo con una buena dosis de líquidos perdidos o consumidos.

Relacionado: Qué es un golpe de calor y cómo puedes prevenirlo

Si nos detenemos en el ciclismo en particular, se recomienda la ingesta de 1 litro de agua por cada 1.000 kcal consumidas. Durante la realización de ejercicio físico se pierden grandes cantidades de agua y electrolitos (sodio, cloro o potasio), por lo que no podemos olvidarnos de beber. La sed es una señal de alerta que aparece cuando ya se ha perdido una importante cantidad de agua, como norma: hay que empezar a hidratarse antes de tener sed.

Debemos tomar como norma beber cada 15-20 minutos y no debemos permitir que aparezca la sensación de sed. Es importante programar las tomas y no olvidarlas. Si es necesario, ponte una alarma en el reloj.

Como norma, debemos hidratarnos antes de que aparezca la sensación de sed

¿Qué tipo de bebida es la más adecuada?

Debemos dejar claro que el agua es la necesidad principal que va a tener el organismo, por lo que, sin temor a equivocarnos, se podría recomendar una reposición hídrica exclusivamente con agua. Aun así, las diferentes investigaciones muestran claros beneficios para el rendimiento si a ese agua que vamos a utilizar le añadimos hidratos de carbono.

Se deben añadir entre 4-8 gramos de hidratos de carbono (glucosa, sacarosa, fructosa, jarabe concentrado de fructosa de cereales o maltodextrinas) por cada 100 ml. De este tipo de solución deberíamos tomar entre 100 y 150 ml cada 10 o 15 minutos.

Por cierto, no olvidemos una correcta reposición hídrica después de nuestras salidas de entrenamiento, marchas o competiciones, para que nuestro cuerpo recupere de los esfuerzos de la mejor manera posible.

Diferentes estudios de investigación empiezan a mostrar la importancia de que esta solución de agua con carbohidratos vaya acompañada de electrolitos y aminoácidos ya que parece que se mejora la absorción de líquidos por el intestino, así como el vaciado gástrico del estómago.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario