Como ya sabemos, los ruidos en nuestras bicis pueden aparecer debido al uso y a la limpieza que le aplicamos. En la zona delantera, también.

El contacto del manillar con la potencia puede generar crujidos sobre todo al pedalear de pie con fuerza cuando apoyamos peso en la rueda delantera.

Otro punto crítico es la dirección, que también pude ser una fuente de ruidos y mal funcionamiento de la bici. En este caso, la suciedad y la posible agua que se filtre en su interior pueden afectarla.

Os mostramos qué podemos hacer y cómo eliminar el ruido para evitar estos molestos crujidos de la parte delantera.

Herramientas

1. Llaves allen o torx según potencia
2. Grasa de montaje o pasta de montaje de carbono
3. Cinta para marcar y rotulador
4. Llave dinamométrica

Pasos de cómo eliminar el ruido

Manillar/Potencia

A) ANTES DE DESMONTAR EL MANILLAR, es recomendable hacer algún tipo de marca para que al volverlo a montar quede exactamente en la misma posición.

B) DESMONTAREMOS EL MANILLAR. Par ello extraeremos la tapa frontal de la potencia. En este y en la mayoría de los casos, cuenta con tornillos.

C) LIMPIAREMOS BIEN y pondremos grasa de montaje en la potencia. Si el manillar o la potencia son de carbono, usaremos pasta de montaje específica para piezas de carbono.

D) TAMBIÉN ENGRASAREMOS EL MANILLAR poniendo una capa generosa de grasa.

E) CON UNA LLAVE DINAMOMÉTRICA apretaremos la tapa de la potencia a la fuerza que tengamos en la inscripción en la propia potencia, tomando de referencia la marca que hemos hecho antes.

Dirección

F) LO PRIMERO QUE DEBEMOS HACER es desmontar la rueda delantera. Después, aflojamos los tornillos de la potencia que sujetan el tubo de la horquilla.

G) DESMONTAMOS LA TAPA DE DIRECCIÓN que está sobre la potencia. En el momento que hagamos esto, la horquilla quedará suelta, por lo que la sujetaremos para que no se caiga y se dañe.

H) AGUANTANDO LA HORQUILLA, sacamos la potencia y finalmente la horquilla, intentando que no caiga ninguna pieza de la dirección.

I) EXTRAEMOS TODOS LOS ELEMENTOS DE LA DIRECCIÓN. Los limpiamos muy bien, uno a uno, y comprobamos que los rodamientos estén correctos. Si no giran suaves los deberemos cambiar.

J) LOS ENGRASAMOS Y LO VOLVEREMOS A MONTAR, dándole una última capa de grasa cuando estén todos en su correcta posición.

K) MONTAMOS LA POTENCIA Y LA TAPA DE DIRECCIÓN con sus espaciadores correspondientes sujetando la horquilla.

L) ANTES DE APRETAR LOS TORNILLOS de la potencia ajustaremos la dirección. Vamos apretando poco a poco comprobando que no tenga holgura y que gire con suavidad. Para comprobar si tiene holgura, frenaremos con el freno delantero y empujaremos la bici hacia delante y atrás colocando la mano en la unión de la potencia con la dirección.

M) UNA VEZ AJUSTADA LA DIRECCIÓN, apretamos los dos tornillos de la potencia con una llave a la fuerza que hay en la inscripción correspondiente.

Texto: Probike // Fotos: Santi Díaz

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This