Si no lo has probado, te lo aconsejamos cien por cien. Si lo has probado, está claro que ya la llevas o lo estás pensando.

La tija telescópica es una tija que nos permite variar la altura del sillín con nuestro propio peso sin dejar de ir en marcha, mediante un mando en el manillar o una palanca debajo del sillín.

Bajando el sillín bajamos el centro de gravedad, por lo que nos será más fácil bajar por pendientes pronunciadas, además de ofrecernos más libertad de movimientos.

Hay de varios tipos de tijas telescópicas:

– Con mando remoto y de cableado interno: es la más común en las bicis actuales pero requiere de un cuadro preparado para pasar el cableado.

– Con mando remoto y de cableado externo: en las tijas de cableado externo, el cable va guiado por el exterior del tubo horizontal o diagonal hasta la tija. Es la que verás que instalamos en este reportaje.

Con palanca bajo el sillín: son las que variaremos la altura del sillín con una leva situada bajo el sillín.

Con sistema wireless: son las que varían la altura mediante un mando electrónico inalámbrico situado en el manillar.

Las herramientas

1. Llaves allen o torx.

2. Grasa o pasta para carbon.

3. Cinta métrica

4. Cortacables

Los pasos de cómo montar una tija telescópica

1) Antes de empezar a montar mediremos la altura del sillín desde el centro del eje de pedalier hasta la parte superior del sillín y la distancia de la punta del sillín al centro del manillar. De esta manera lo colocaremos en la misma posición con la tija telescópica.

2) Ahora ya será el momento de empezar a desmontar. Empezaremos por el sillín y después por la tija. Así será más fácil.

3) Montamos la tija nueva: Si el cuadro es de aluminio, le pondremos grasa. Si por el contrario es de carbono, lo haremos con la pasta específica para ello.

4) Colocamos el sillín con las medidas que hemos tomado de como lo teníamos colocado con la otra tija. Colocaremos el sillín totalmente plano.

5) Presentamos el mando de la tija en el manillar. Vale la pena invertir un poco de tiempo en buscar la mejor posición para llegar fácilmente al mando y que nos sea fácil accionarlo en marcha.

6) En este paso colocaremos el tramo central de la funda para tomar las medidas. Es importante antes de cortarla asegurarnos de que sobra y de que no se tensa en exceso para cuando giremos el manillar hacia ambos lados.

7) Pasamos el cable desde el mando hacia la tija (en algunas otras tijas puede ser que sea al revés). Una vez pasado, lo tensamos ligeramente y lo fijamos al tope de la leva en la tija.

8) Antes de cortar el sobrante del cable nos aseguramos de que la tija funciona correctamente. Si la tija al accionar el mando no baja (sentados sobre el sillín), lo más probable es que le falte tensión en el cable. Si por el contrario no se queda fija en la parte superior, seguramente es porque tiene un exceso de tensión en el cable.

9) Ahora cortamos el exceso de cable y fijamos la funda del todo.

Una Respuesta

  1. Felipe

    Ojo, en el item 8 dice: Si la tija al accionar el mando baja (sentados sobre el sillín), lo más probable es que le falte tensión en el cable. Si por el contrario no se queda fija en la parte superior, seguramente es porque tiene un exceso de tensión en el cable.
    Deberia decir: Si la tija al accionar el mando baja (sentados sobre el sillín), lo más probable es que tiene un exceso de tensión en el cable. Si por el contrario se queda fija en la parte superior, seguramente es porque le falta tensión en el cable.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This