¿Cómo saber la talla adecuada del sillín?

¿Cómo saber la talla adecuada del sillín?

Saber qué talla del sillín nos viene mejor nos permitirá dar con el modelo más adecuado a nuestro físico y evitará todo tipo de molestias a la hora de montar en bici.

PUBLICIDAD Content_1

El sillín, como uno de los tres puntos de contacto con la bici, debe tener una importancia capital para el ciclista. Ya sea a la hora de renovarlo, o mirar bicicletas nuevas, tenemos que prestar atención a su elección, para evitar después problemas de adaptación a la bicicleta. O la aparición de molestias y lesiones.

La talla del sillín es uno de los aspectos que tenemos que mirar primero. Es posible que ya estés examinando modelos y no sepas muy bien qué talla te vendrá mejor, o con cual rodarás más cómodo. Te ayudamos a dar con la tuya, con un sencillo método que incluso puedes realizar desde casa.

El ancho de isquiones, clave para elegir la talla

Localización del isquión en la cadera. Imagen: Wikimedia.

Tenemos que empezar desmontando la idea de que una mayor anchura del sillín no siempre se corresponde con mayor comodidad. Ciclistas con caderas anchas pueden ir más cómodos con un sillín más estrecho, debido a la morfología de su cadera. Y a otros con cadera más estrecha les puede venir mejor uno más ancho.

La medida clave para determinar la talla ideal de sillín es el ancho de isquiones. Los isquiones son los huesos de la parte baja de la cadera, que quedan situados a la altura de los glúteos. De ellos dependen el apoyo y equilibrio cuando te sientas en un sillín de bicicleta. El ancho entre su parte central será el mejor punto de partida para obtener tu anchura de sillín ideal, o lo que es lo mismo, su propia talla.

PUBLICIDAD Content_2

¿Cómo medirlo?

Para obtener tu ancho de isquiones de manera exacta, lo mejor es ir a un centro de biomecánica o a una tienda de bicicletas. En estas últimas hay plataformas específicas para medirlo. Pero también lo puedes hacer desde casa en unos pocos minutos.

Sólo necesitarás una silla, un cartón con pliegues ondulados y una tija o lápiz de colorear. Siéntate sobre el cartón con un pantalón muy fino o en ropa interior. El cartón tiene que estar debidamente colocado sobre el asiento de la silla. Una vez sentado, intenta imitar tu posición sobre el sillín, elevando las piernas y manteniendo los pies en contacto con el suelo, de puntillas.

Seguidamente, mantente en esta postura durante unos minutos, para permitir que tus isquiones se claven en el cartón y dejen marcada su silueta. Después, levántate y colorea las marcas y haz una señal, con un lápiz o rotulador, de los centros de ambos isquiones. Por último, mide la distancia entre los centros y obtendrás tu ancho de isquiones aproximado.

PUBLICIDAD Content_3

Del ancho de isquiones a la talla

No obstante, el ancho de isquiones no se corresponde con la talla del sillín. Para dar con ella, habrá que sumar a aquel entre 20 o 30 mm (el ancho del sillín está expresado en mm) y podrás tener tu talla de sillín adecuada. Por ejemplo, si tu ancho de isquiones es de 100 mm, tu talla estará entre 120 y 130 mm.

Insistir en que, aunque bastante fiable, este método casero de medición no es completamente exacto. Si quieres afinar al máximo con tu talla del sillín, deberás medirte en la plataforma de la tienda o hacerte un estudio biomecánico.

Otros factores para elegir el sillín de la bici

Además de la talla, que es el valor esencial, existen otras características que influyen en la elección del sillín adecuado. La longitud o largo es uno de ellos, que puede modificar la postura por una más adelantada hacia el manillar. Si optamos por uno más largo y estrecho favorecerá una posición más acoplada o de ataque, aunque más incómoda. Mientras que con uno más corto y ancho no te podrás adelantar más hacia el manillar, pero ganarás en confort, al haber más acolchado.

El acolchado es otro de los factores que habrá que valorar. Uno grueso añade más comodidad, pero también más peso. Por lo que no siempre un acolchado es sinónimo de mejor sillín. Si haces XC o compites en una carrera, a veces contar con uno más fino será suficiente para no disparar el peso y obtener la comodidad deseadas.

En cambio, si haces rutas de larga distancia y estás muchas horas encima de la bici, deberás optar por uno más grueso y mullido. Todo dependerá de tus necesidades y tipo de ciclismo que realices.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

5 comentarios en «¿Cómo saber la talla adecuada del sillín?»

  1. Estoy de acuerdo de que el avance en el sector de la bicicleta tiene un precio, pero no puede sobrepasar ciertos límites, si quieres una bici de gama alta superan los 10.000 euros, la relacion con los sueldos se desfasa.

    Responder
  2. Muy bueno el análisis sobre el sillin d la bicicleta m gustaría tener más consejos para una mejor forma d montar en bici gracias

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.