Ahora que muchos estamos de vacaciones o a punto de empezarlas, es bueno recordar algunos aspectos básicos sobre el transporte de la bici en los vehículos. Existen muchos modos de llevar la bici en el coche o la furgoneta; pero, al hacerlo, siempre hay que tener en cuenta las normas más elementales de seguridad. Además, existe una normativa de tráfico que nos obliga a cumplir con una serie de requisitos con ese transporte. Y si no lo hacemos, nos arriesgamos a una sanción. Este texto está elavorado a partir de una publicación de la propia DGT, por lo que aplica la normativa vigente en el código de circulación:

En el interior del vehículo, las bicis deben ir bien suejtas.

– Dentro del coche: Llevar las bicicletas en el interior del coche, o en el maletero, abatiendo los asientos, es una práctica muy habitual, pero muy peligrosa en caso de accidente, ya que el peso de aquellas se multiplica por 35 a tan solo 56 km/h, por lo que se convierte en un peligroso proyectil que puede golpear fatalmente a los ocupantes. Si llevas la bici dentro del coche, asegúrate de que la llevas bien sujeta, usando por ejemplo los cinturones de seguridad, o que dispones de una red o barrera para que evite que la carga se pueda desplazar a los asientos.
– En el techo: Si optamos por llevar la bici fuera del coche, el portabicis de techo es una buena opción. Deja libre el acceso al maletero y permite una visibilidad total. Es la solución idónea para las bicis más ligeras porque se pueden subir con facilidad al techo. Eso sí, puede influir en la aerodinámica del vehículo, producir balanceos de la carrocería, e incrementar el consumo y el ruido. Hay que asegurarse de que van bien sujetas y tener presente que la altura total del vehículo puede crecer alrededor de un metro.
Portabicis de portón trasero: Son los más económicos y permiten transportar hasta tres bicicletas. Se fijan sobre el portón trasero mediante cinchas. Una vez colocadas las bicis, no es posible el acceso al maletero. Las bicicletas no deben obstaculizar la visibilidad de la matrícula y pilotos traseros.
– Portabicis de bola o enganche: También llamados de bola. Existen dos tipos: de enganche sencillo y de plataforma. En ambos casos, son los más fáciles y rápidos de instalar y de colocar las bicis, además permiten acceder al maletero, aunque estén ya cargadas las bicicletas. Conviene desmontar estos portabicicletas cuando no se utilicen.
– De remolque: Recomendados para aquellos que necesitan transportar muchas bicicletas (hasta 7) a la vez. Es necesario instalar en la plataforma portabicicletas de techo para ubicar las bicis. Fácil de cargar y descargar.

Las normas que se deben tener en cuenta…

– Hay que dejar bien visibles la matrícula y las luces: Asegúrese de que la placa de la matrícula y los pilotos traseros son visibles. Si no lo son, deberá instalar una placa supletoria con matrícula y luces para el portabicicletas. Recuerde que tapar la vista de la matrícula o las luces conlleva una sanción.
– Ojo con la anchura de la carga: En principio, las bicis no deben sobresalir de la planta del vehículo, ni en el ancho ni longitudinalmente. Si sobresale por los lados, hay que desmontar la bici. No está permitido que lo haga lateralmente.
– Sin embargo, la norma permite que el portabicicletas cargado pueda sobresalir por la parte posterior hasta un 15 % de la longitud del vehículo. Por ejemplo, en un coche de cuatro metros, podrá sobresalir un máximo de 60 centímetros.
– Eso sí, en esos casos hay que usar la famosa señal V-20. La carga que sobresale por detrás debe ser señalizada por medio de la señal V-20. Si la bicicleta ocupa el ancho completo del vehículo, se colocará una señal en cada extremo, que configurará con las líneas rojas de la señal una V invertida.
– En caso de usar remolque, la carga (bicicleta+portabicicletas) no debe exceder el límite autorizado por el fabricante del remolcador. Recuerde que una bici de adulto pesa entre 8 y 15 kilogramos; y si es de niño, entre 8 y 15 kilos.
– Retrovisores: Si la carga de la bici en el portón trasero impide el uso del retrovisor interior, su vehículo deberá incorporar un retrovisor derecho.
– Bien sujetas: Las bicicletas deberán ir perfectamente sujetas para que no se puedan caer, desplazarse, arrastrar, producir ruidos, polvo o molestias durante la circulación.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This