Cómo transportar tu bici correctamente en coche para evitar multas
PUBLICIDAD

Cómo transportar tu bici correctamente en coche

Llevar la bici de forma correcta en el coche te ahorrará alguna que otra multa y mejorará tu seguridad y la de los tuyos durante un desplazamiento.

Debido a que siempre surgen muchas dudas al respecto y no siempre se tiene del todo claro cómo proceder para llevar la bici en el coche, vamos a explicaros las distintas opciones y la normativa a seguir.

¿Cómo llevar la bici en el coche?

Primero de todo empecemos por las maneras en las que podemos transportar la bici, con una diferenciación principal: maletero o portabicicletas.

Portabicicletas de techo de Škoda

Maletero

La opción más sencilla de todas es la de colocar la bicicleta en el maletero, ya sea desmontada o de una pieza en caso de que nuestro coche sea grande.

Aunque cabe apuntar que esta no es la opción más recomendable en cuanto a seguridad se refiere. Hay que asegurarse de tener la bici bien sujetada porque en caso de frenazo o accidente, puede hacer de proyectil, lo que resulta peligroso para el conductor y sus pasajeros.

Portabicicletas

Esta es la opción preferible, con hasta cuatro tipos distintos a elegir según el coche que tengamos, la cantidad de bicis que llevemos, etc.

De techo: Es una de las mejores opciones gracias a que no afecta a nuestra visibilidad mientras estamos conduciendo y permite un fácil acceso del maletero en todo momento. Es más recomendable con bicicletas ligeras y hay que asegurarse de tenerlas bien sujetas para no llevarnos ningún susto. La principal desventaja es que puede afectar la aerodinámica del coche, aumentado el consumo de carburante. La bici también queda muy al descubierto y puede ser un problema para acceder a algunos parkings cerrados.

Portabicicletas de techo de Thule

De remolque: Una opción idónea para transportar numerosas bicicletas, hasta un total de siete, aunque tu coche necesitará una bola en la parte trasera que pueda soportar la carga requerida. El principal inconveniente serán las maniobras en marcha atrás. Además, al no quedar visible la matrícula, necesitarás una tercera placa para ubicar en el portabicis. En cuanto a los faros, que pueden quedar tapados, en principio no hay que preocuparse ya que los portabicis suelen incorporar unos adicionales que hacen la misma función.

De portón trasero: Esta suele ser la opción más económica para cargar con hasta tres bicicletas. Como indica el nombre, se sujeta en el portón trasero por lo que no podrás acceder al maletero. También deberás asegurarte de no tapar la matrícula ni las luces traseras.

Portabicicletas de portón trasero de Thule

Integrado: Unos pocos coches cuentan con un portabicis incorporado que se desliza desde la parte trasera, como si fuera un cajón, permitiendo colocar las bicis. Eso sí, hay que tener una matrícula de repuesto y faros adicionales para suplir los que quedarán tapados.

Aplicar la normativa para evitar multas

Empezando por las dimensiones, cabe saber que queda terminantemente prohibido llevar una carga que sobresalga por los laterales del coche, incluyendo los retrovisores. En caso de que tu bici sea más larga que el ancho del coche (de retrovisor a retrovisor), deberás desmontarla hasta que se ajuste bien a las medidas reglamentarias.

Además, para portabicis como el de remolque o el de portón trasero, deberás colocar una señal V-20 si la bicicleta no supera el ancho del coche (sin incluir los retrovisores). En caso de sobresalir, pero no más que los retrovisores, tendrás que colocar dos señales V-20, una en cada extremo de la bici, de forma que la parte superior de las líneas de la señal apunten hacia el maletero.

Gráfico de la Revista ‘Tráfico y Seguridad Vial’ de la DGT. Nº245, Pg. 31

Pero todavía hay más en cuanto a las dimensiones, y es que si llevas un portabicis de techo debes asegurarte de que la altura total entre vehículo y carga no sea de más de cuatro metros. Aunque esto rara vez será un preocupación.

Por otro lado, si llevas un portabicis detrás del coche debes asegurarte de que no sobresalga más de un 15% de la longitud total del vehículo.

Otra información a tener en cuenta es el de llevar una matrícula supletoria cuando haga falta, si la del vehículo queda tapada por las bicis o el remolque. Lo mismo aplica con los pilotos traseros. Mientras que si la visión a través del retrovisor interior queda obstaculizado por bicis, habrá que llevar uno retrovisor exterior en el lado derecho.

Por último, recuerda que en caso de llevar las bicis con un portabicis de remolque, no superar el peso límite indicado por el fabricante.

Multas de hasta 500 euros

Es importante seguir cautelosamente la normativa a la hora de llevar la bici en el coche, para no ser susceptible a multas de hasta 500 euros.

Guàrdia Urbana de Barcelona. Autor foto: Isaac Planella

Las multas más reducidas son de 80 euros en caso de no señalizar correctamente la carga que sobresale con los carteles V-20. También aplicará en caso de tener la matrícula o los pilotos traseros tapados sin haber utilizado unas supletorias para solventar el inconveniente.

La multa puede aumentar hasta 200 euros si llevamos la bicicleta mal sujetada, sin usar los accesorios correspondientes como puede ser un portabicis. Si los agentes consideran que llevas la carga mal puesta o que puede ser susceptible de caerse, estarás en riesgo de ser multado.

Por último, la multa de 500 euros solo es para los casos en que la carga se cae del vehículo por ir mal sujetada, comprometiendo la seguridad de los demás usuarios en carretera.

Deja un comentario