Viajar con tu bici en avión: todo lo que debes saber

Viajar con tu bici en avión: todo lo que debes saber

Si vas a coger el avión para tu próximo destino de vacaciones y quieres llevar tu bici en el avión, toma nota de estos consejos para que el transporte sea lo más seguro y no haya ningún problema durante el viaje.

PUBLICIDAD Content_1

Si planeas viajar próximamente en avión y quieres llevar contigo la bicicleta, puedes hacerlo sin prácticamente ningún impedimento. Todas las compañías aéreas permiten volar con tu bici como si fuera cualquier tipo de equipaje. Pero deberás seguir una serie de normas específicas para su embalaje y transporte.

A continuación, te damos las pautas para llevar tu bici en el avión. Para así poder disfrutar de ella en tu destino de vacaciones, o poder competir con ella en pruebas o eventos lejos de casa.

Pasos para viajar con tu bici en avión

  • Leer la política de equipajes de la compañía

Es el primer paso y fundamental para viajar en avión con tu bici correctamente, y evitar que se quede en tierra porque no te permitan facturarla. Habrá que leerse detenidamente la normativa de cada compañía aérea, porque cada una tiene sus propias normas, límite de equipajes o medida de la bolsa o caja de embalaje. No obstante, las normas básicas de transporte son similares en todas ellas.

Política de equipajes especiales: Iberia, Vueling, Ryanair.

PUBLICIDAD Content_2
  • Empaquetarla (en bolsa específica o caja de cartón)
cómo viajar con la bici en el avión
Foto: Marco Schmidt (EVOC).

La bicicleta se puede llevar empaquetada en la bodega del avión como equipaje facturado, al igual que cualquier bolsa o maleta voluminosa. Y en algunas aerolíneas, como carga o equipaje especial, con un ligero sobrecoste en comparación con una maleta normal. Pero, por lo general, no es muy costoso y está sujeto a las mismas o similarescondiciones que el equipaje facturado convencional.

Habrá que desmontarla previamente. quitar las dos ruedas, desinflarlas, girar el manillar para alinearlo con el tubo superior del cuadro y quitar los pedales.

La bici se puede meter así en una bolsa de transporte específica de bicicletas (marcas como EVOC, Scicon, Canyon, Scott, Giant o incluso Decathlon tienen varios modelos para diferentes tamaños) y te aconsejamos que protejas las partes más sensibles con trozos de espuma o de cartón. No debería, pero en el transporte por las cintas del aeropuerto o en el propio vuelo podría moverse, chocar y arañarse cuadros, componentes, etc. No sería la primera vez que sucede y conviene mejor prevenir en estos casos.

PUBLICIDAD Content_3

Por último, compañías como Easyjet no permiten añadir otros objetos a la bolsa o caja de la bici en el espacio sobrante, como ropa o accesorios. Te recomendamos que lleves todo ello en una maleta o en el equipaje de mano, si es posible.

  • Añadir la bicicleta a tu equipaje: facturación

llevar bici en el avión

El registro y facturación de tu bicicleta se debe realizar, como cualquier otro bulto, en el momento de hacer la reserva del vuelo o al efectuar el check-in, ya sea online o en el propio aeropuerto (aunque en este último caso te pueden cobrar un sobrecoste en función de la compañía). Por otro lado, hay compañías como Ryanair o Iberia que califican la bicicleta como equipaje especial o equipamiento deportivo y debe registrarse aparte. Pero todo ello se puede hacer online a la hora de la reserva.

Una vez en el aeropuerto, en el mostrador de facturación, deberás dejar la bolsa o caja de la bici en la cinta, como el resto de equipaje facturado, ya que viajará en la bodega del avión. Puede que el responsable de la facturación pesa o mida la caja si tiene dudas de que pueda sobrepasar los límites de medidas o peso. Si es así, deberás pagar un cargo extra por exceso de peso, o incluso calificarse como equipaje especial o mercancía pesada, aumentando el precio de la facturación.

Por ello, te recomendamos que, y volviendo al paso 2, verifiques la medida de la caja o bolsa de tu bicicleta para comprobar que no excede las dimensiones permitidas. Si puedes y tienes una báscula de gancho a mano, pesa todo el conjunto (bici más caja) para comprobar que no excede el límite de peso fijado por la compañía (por lo general oscila entre 20 y 30 kg).

  • Recoger en la cinta de equipajes especiales

Una vez has volado al destino y tengas que recoger tu equipaje facturado, el paquete de la bicicleta se deberá recoger en una cinta separada a la de las maletas convencionales, la referente al equipaje especial. En casi todos los aeropuertos españoles está organizado así. Aunque en el extranjero puede diferir y es posible que el equipaje especial también se recoja en las cintas convencionales. En caso de duda, puedes dirigirte a los mostradores de información de la recogida de equipajes y preguntar.

Otras consideraciones a tener en cuenta

Para una ruta, viaje por etapas o simplemente por placer. Hay muchas razone para llevar tu bici en un vuelo.

· Bicicletas eléctricas prohibidas: las principales compañías aéreas (pero no todas) no permiten, de momento, facturar y llevar e-bikes en los aviones, por razones de peso y seguridad (las baterías de más de 100 Wh, por ejemplo, están consideradas como mercancías peligrosas y no se pueden introducir en la aeronave).

En caso de que sí lo permitan, deberás retirar la batería de tu e-bike y, o bien enviar ésta por transporte terrestre (la opción más cara), o alquilar una batería en una tienda o servicio de alquiler de bicicletas ya en el destino. Infórmate antes de qué establecimientos ofrecen alquiler de baterías, bien por días u horas. En cuanto a la bicicleta, deberá seguir las mismas normas de empaquetado y facturación que las bicicletas convencionales, con idénticos límites de peso.

· Asegura tu bici: la bicicleta es un objeto caro, frágil ante los golpes y perderla (por robo o extravío) o recibirla con desperfectos son posibilidades que debes contemplar. Para ello, puedes contratar un seguro de equipajes bien en tu compañía de seguros habitual o a través de la aerolínea, con sus propias pólizas. Por un cargo extra, podrás tener la tranquilidad de que, en caso de percance, la aseguradora pueda cubrir los gastos y compensarte económicamente.

· Cierre y embalaje de seguridad: no está de mas que refuerces la seguridad de la bici y el paquete embalándola con cinta o instalando un candado o cierre de seguridad en la bolsa. Esto hará más difícil la sustracción por robo o extravío.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

· Llega con tiempo al mostrador de facturación: nunca se sabe si vas a tener un contratiempo. O si hay mucha gente esperando a facturar o si te van a poner impedimentos por peso y dimensiones de tu equipaje. Si vas a llevar tu bici en el avión, te recomendamos llegar con, al menos, tres horas de antelación al aeropuerto.

· Lleva todas tus herramientas de montaje: una vez llegues al destino y te prepares para salir con tu bici, recuerda no olvidar todas las herramientas para el montaje de tu bicicleta. También todos los repuestos que sueles llevar habitualmente en tus rutas o entrenamientos.

¿Cuánto cuesta llevar mi bici en el avión? Las tarifas

A continuación, resumimos el coste de facturar un bulto con bicicleta en las principales compañías aéreas que operan en España:

PUBLICIDAD Mobile_Pos9
  • Ryanair: desde 20,99 €.
  • Easyjet: 50 €.
  • Vueling: 50 €.
  • Iberia: 50 € por bici en vuelos de corto y medio radio. // Incluida en la franquicia gratuita en largo radio.
  • Air Europa: incluido en el billete como equipaje facturado (límite 23 kg y 158 cm). En otros casos, habrá que abonar 75 €.
  • Air France: incluido en el billete estándar (límite 23 kg). En caso contrario, la tarifa es de 48 €.
  • British Airways: incluido en el billete estándar (límite 23 kg). En caso contrario, habrá que pagar 50 €.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.