Los referentes

Si echamos un vistazo a las bicis de doble suspensión de cualquier catálogo, nos daremos cuenta rápidamente de que en la gran mayoría de los casos equipan amortiguadores FOX o Rock Shox. Son los dos grandes referentes, pero… ¿cuál de ellos es mejor?

Amortiguador Fox RP23

Desde hace varias temporadas, el mercado de la bicicleta parece haber dejado claro que FOX y Rock Shox son el referente en cuanto a suspensiones se refiere. Ambas compañías presentaron sus mejores tecnologías justo en el momento en el que Marzocchi y Manitou tuvieron problemas en sus factorías, lo que a la postre ha marcado unas diferencias abismales de aceptación en el mercado que hoy parecen insalvables.

Si por lo que respecta a horquillas la guerra FOX-Rock Shox está más igualada, cuando hablamos de amortiguadores la tecnología Propedal, Boostvalve y las múltiples posibilidades de configuración en origen que tiene FOX le dan ese plus de ventaja y liderazgo de mercado del que hoy en día todavía disfruta. En Rock Shox han sido muy conscientes de ello, y en los dos últimos años se han puesto las pilas presentando nuevos productos con unas mejoras tecnológicas y de funcionamiento espectaculares que hoy vamos a analizar en uno de los comparativos más esperados de los últimos tiempos, pues justamente el nuevo Monarch RT3 ha sido capaz de plantarle cara al exitoso RP23.

El sistema cuenta, y mucho

A diferencia de las horquillas, cuando hablamos de amortiguadores hemos de tener en cuenta que no sólo éstos son responsables del tacto que percibamos de la suspensión trasera (aunque sí que juegan un papel fundamental), ya que el diseño de dicho sistema también es definitivo en el resultado final de su funcionamiento. En función del sistema, de su fuerza de palanca, del ratio, de sus puntos de giro, etc., será mayor o menor su incidencia o su importancia, a lo que hemos de sumar los distintos settings que elija el fabricante. Es por eso por lo que hemos probado los dos amortiguadores de este comparativo en la misma bicicleta, una Mondraker Foxy RR. De esta manera, la comparativa de funcionamiento será lo más real posible.

Cabe destacar que una de las características que poseen los dos amortiguadores presentes, es que son de cámara de aire de mayor volumen (High Volume), cosa que hará que sean más lineales que los de cámara normal, debido al hecho de poseer más cantidad de aire en la cámara. Sus medidas son de 200 x 57 mm (7.875” x 2.0”) en ambos casos.

Regulaciones de una suspensión

Muchas veces hablamos de aspectos más técnicos de los amortiguadores dando por hecho que todos vosotros sabéis de qué estamos hablando, pero para los que quizás no lo tengáis tan claro, vale la pena hacer un recordatorio de las nociones más básicas que debemos tener en cuenta. Lo que comentemos de aquí para adelante sirve tanto para los amortiguadores como para las horquillas de suspensión, excepto el concepto “ratio”, que se refiere al movimiento del amortiguador en relación con el sistema de suspensión; es decir, a cuánto equivale un centímetro de recorrido de un amortiguador en el eje trasero.

En función del modelo de la horquilla o el amortiguador podremos regular más o menos conceptos de los que encontrarás aquí debajo. Lo más importante es que se debe probar y probar sin miedo hasta encontrar el ajuste correcto de la suspensión en función de nuestras preferencias.

Precarga: Es la dureza de la suspensión en sí. Cuanto más presión de aire o muelle tengamos, más duro será el tacto de la suspensión.

Rebote: Es la velocidad con la que la suspensión vuelve a su posición natural de extensión. Si lo cerramos, reducimos el paso del aceite al depósito principal, por lo que le cuesta más volver a su posición inicial, y a la inversa. Cuando decimos que una horquilla o un amortiguador es muy “rebotón”, es que vuelve a su posición inicial de un modo demasiado rápido.

Compresión: La compresión es lo contrario del rebote, ya que se trata de la velocidad a la que se comprime la suspensión debido al mayor o menor paso de aceite. Distinguimos entre compresión en baja velocidad (en caso de impactos pequeños; son los primeros centímetros de recorrido) y en alta velocidad (impactos medianos/grandes; son los últimos centímetros del recorrido).

Sag: Es el recorrido de suspensión que se comprime con el peso del ciclista encima de la bici en estático. En función del tanto por ciento de sag respecto a la carrera del amortiguador u horquilla, la bici se comportará más adecuadamente para un uso de cross country (poco sag) o para descenso (mucho sag), con todos los puntos intermedios.

Setting: Éste es el término al que nos referimos en función de las características que le hayan configurado (en fábrica sobre todo en el caso de los amortiguadores). Existen diversos niveles de rebotes y compresiones que elije en fabricante conjuntamente con los técnicos de suspensiones que ofrecen diversas características.

Ratio: Es la relación de movimiento que ofrece un sistema de suspensión respecto el movimiento del amortiguador. Un ratio 2:1 quiere decir que por cada dos centímetros de movimiento vertical de la rueda trasera, el amortiguador utiliza 1 centímetro de su recorrido. En función del sistema, el ratio será diferente, de ahí las distintas opciones que existen de longitud de amortiguadores y carrera.

Pruebas:

Rock Shox Monarch RT3 2012

Fox RP 23

Conclusiones

Si al principio del artículo veníamos a decir que a FOX le había salido un duro competidor capaz de discutirle el casi monopolio y la supremacía de los amortiguadores, ahora, tras la prueba, podemos confirmar al 100 % que eso es así. Al igual que hizo con las horquillas, Rock Shox ha dado un enorme paso de gigante que le ha dejado a la par que sus competidores.

Lo cierto es que la sensibilidad de funcionamiento que ofrece el FOX en todo el recorrido no lo llega a ofrecer el Rock Shox, pero también os diremos que en el tramo final, la progresividad del Monarch parece ser más controlada casi desde la mitad del recorrido. Y es que éste es el tacto que le gusta a mucha gente, una buena absorción inicial pero sin llegar a hundirse en su parte final. Digamos que el Monarch absorbe, pero es más progresivo que el FOX, que se deja hundir más. Lógicamente, el tacto inicial también es distinto a favor de FOX.

Muy parecidos

Otro de los aspectos a valorar son las posibilidades que ofrecen en cuanto a regulaciones, en las que en principio FOX se llevaría el gato al agua por disponer de una posibilidad más de compresión, ya que posee los tres puntos de compresión (Propedal) más la opción abierta totalmente. De todas maneras tampoco es una opción que te tenga que hacer decidir por uno o por el otro, ya que como antes os decíamos, lo usual será que se utilice el punto más blando y el más duro.

El FOX será para el que quiera el máximo de absorción, mientras que el Rock Shox muestra este tacto algo más contenido, más progresivo. También hay que decir que dependiendo del sistema de suspensión utilizado puede que uno se ajuste más que el otro. Para sistemas de suspensión muy lineales, quizás el Rock Shox será más adecuado, mientras que para sistemas más bien progresivos de por sí, el FOX será el que dé un mayor rendimiento. Y todo esto sin olvidar que lo básico y lo principal es contar con un buen ajuste y probar y probar hasta encontrar el tacto deseado. Al fin y al cabo, es lo principal para sacar el máximo rendimiento del amortiguador.

Galería de fotos

Fotos: S. Romero

Una Respuesta

  1. Abel Lopez

    tengo una GIANT trance y deseo poner èstas suspensiòn compràndola en Internet, estoy en Ecuador, ayùdame!! gracias

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.