Jekyll Alloy 3 vs. Genius 30 // Claymore 2 vs. Genius LT 30

En los últimos años, una de las marcas que conseguía diferenciarse del resto por sus modelos con cambio de recorrido trasero era Scott, pero desde la pasada temporada, otra gran marca como Cannondale ha utilizado este mismo argumento para ofrecer dos modelos que chocan directamente con dos de los que posee Scott. Nosotros los hemos reunido en un espectacular comparativo. ¿Cuáles funcionan mejor? Cannondale vs Scott.

Hace ya unos cuantos años que Scott ofrece en algunos, por no decir en la mayoría de sus modelos de doble suspensión, la posibilidad de modificar el recorrido del tren trasero desde un mando colocado en el manillar. Así de fácil. Esto era, y sigue siendo, una de las diferencias que ofrece Scott. Su modelo de cross country Spark se puede regular a 85 ó 120 mm o bloqueo total; la Genius posee bloqueo 95 ó 150 mm y la Genius LT también ofrece bloqueo y 110 ó 185 mm. Sin duda, una manera de brindar unas inmensas posibilidades en una sola bici a un tipo de aficionado que busca una enorme variación en sus salidas.

Pues bien, desde la temporada pasada también Cannondale se suma a la fiesta con los dos modelos que podrás ver en este comparativo: la Jekyll, que ofrece dos posiciones: 90 ó 150 mm; y la Claymore, 110 ó 180 mm. Estamos, pues, ante dos conceptos de bicis idénticos con modelos homónimos en precios y equipamiento de dos marcas referentes del sector.

¿Habrá diferencias entre ellas?

La razón

Para explicar un poco esta clara coincidencia entre conceptos y estilos, sólo tenemos que mencionar un nombre: Denk Engineering o, lo que es lo mismo, Peter Denk, el ingeniero alemán que después de desarrollar gran parte de los modelos de Scott de los últimos 12 años fichó por Cannondale hace algo más de dos temporadas.

Peter, creador de máquinas tan míticas como las Hot Chili, siempre ha confiado mucho en los cambios de recorrido y geometría en sus creaciones, en hacer bicicletas lo más polivalentes posibles. Así nació la Scott Intoxica de descenso en 1998, una bicicleta que permitía varios cambios de geometría al variar de posición las bieletas del amortiguador. Aquella fue la primera bicicleta con pedigrí Denk, auque él quería llegar mucho más allá, quería poder cambiar el recorrido y el comportamiento mediante el sencillo accionamiento de una palanca desde el manillar.

La Genius primitiva de 2004 fue toda una revolución en el sector del MTB, pues consiguió variar comportamiento y recorrido con el accionamiento del conocido mando Twinloc, que a su vez accionaba un amortiguador creado en exclusiva por Peter Denk, cuya gran particularidad es que trabaja en extensión y no en compresión. Un pieza clave en sus diseños que fue evolucionando con el paso de los años y la aparición de nuevos modelos como las Ransom, las Spark y las Genius de segunda generación

Precisamente ese amortiguador, que en el caso de las Scott está fabricado por DT Swiss y en el caso de las Cannondale por FOX, es el punto de unión entre ambas marcas, la pieza clave que las hace tan parecidas de concepto. Al pertenecer la patente a Peter Denk, era esperable que también las nuevas Cannondale adoptasen la misma tecnología para conseguir esa polivalencia tan característica.

Así pues, podríamos decir que, gracias a Peter Denk, hoy podemos realizar este comparativo de 4 bicis que apuestan por los cambios de recorridos. Por un lado, la Genius y la Jekyll, con un concepto más all mountain, rozando el enduro; y por otro, la Genius LT y la Claymore, con un concepto claramente enduro.

Pruebas:

Cannondale Jekyll Alloy 3

Scott Genius 30

Cannondale Claymore 2

Scott Genius 30 LT

Opciones de recorrido

En el caso de Scott, ambas bicis ofrecen tres opciones, mientras que en el caso de Cannondale son dos:

Scott Genius:

1- 150 ó 120 mm delante y 150 mm detrás

2- 150 ó 120 mm delante y 95 mm detrás

3- Bloqueo total en ambas suspensiones

Scott Genius LT:

1- 180 ó 140 mm delante y 185 mm detrás

2- 180 ó 140 mm delante y 110 mm detrás

3- Bloqueo total en ambas suspensiones

Cannondale Jekyll:

1- 150 ó 120 mm delante y 150 mm detrás

2- 150 ó 120 mm delante y 90 mm detrás

Cannondale Claymore:

1- 180 mm delante y 180 mm detrás

2- 180 mm delante y 110 mm detrás

En todos los casos es necesario ajustar el máximo de preciso el amortiguador, y probar hasta encontrar el punto deseado. Para nuestro gusto, en el caso de las Cannondale ajustamos la presión de aire algo menos de lo que dice la inscripción que llevan los amortiguadores a modo de guía, al ver que lo que se nos sugería quedaba algo duro. En el caso de las Scott, lo dejamos tal cual nos aconsejaba la marca. Es importante decir que en cualquiera de los cuatro amortiguadores tendremos que utilizar la bomba que viene con la bici, ya que es de alta presión, lo que hace que una de amortiguador convencional no nos funcione correctamente.

Amortiguadores

Igual que en el caso del concepto de bici, muy, muy parecido entre marcas (por no decir idéntico), los amortiguadores son también muy parecidos entre ellos, adaptados cada uno en dimensiones necesarias en función del recorrido final que han de ofrecer. En el caso de Cannondale, el fabricante del amortiguador es FOX, mientras que en Scott es DT Swiss, aunque en los cuatro amortiguadores las especificaciones finales las da la marca de bicis.

El secreto para poder ofrecer dos recorridos diferentes (sin tener en cuenta el bloqueo de las Scott) radica en la doble cámara de aire (una cámara positiva y otra negativa) que poseen cualquiera de los amortiguadores. En los modos de recorrido más corto, sólo está abierta una de las cámaras, mientras que cuando contamos con el mayor recorrido, actúan ambas cámaras a la vez. Para un mejor ajuste en ambos recorridos, tenemos dos regulaciones independientes de rebote.

Una peculiaridad de los cuatro amortiguadores es que todos ellos trabajan en extensión en lugar de en compresión, como lo hacen los amortiguadores convencionales. También es importante resaltar que en el caso de las dos Scott, en los dos puntos de anclaje del amortiguador, cuentan con dos piezas cónicas en forma de rótula, que permiten que el amortiguador tenga algo de movimiento lateral para no sufrir tensiones no deseadas.

Conclusiones

Muy parecidas

Después de haber probado las cuatro bicis, la verdad es que es fácil hablar no tanto de modelos concretos, que lo podríamos hacer, sino de filosofía de marca. Está claro que ambas buscan ofrecer dos bicis en una, o dicho de otra manera, una bici que permita subir correctamente pero con un recorrido más o menos generoso, ya sean la Genius y Jekyll o sean la Genius LT y Claymore. De esta manera, siendo conceptos iguales, lo que diferencia ambas marcas es que Cannondale apuesta por unas bicis algo más sensibles y bajadoras, que no Scott, que se ajusta más a un perfil de persona más pedaleadora. Por eso ofrece una posición más de amortiguador, respecto a las Cannondale, y éste es de bloqueo total en ambas suspensiones.

Esta diferencia de tacto final de amortiguador es extrapolable a cualquier amortiguador de una bici de doble suspensión “convencional” o sin cambio de recorrido. Si tenemos el mismo modelo con un amortiguador FOX o un amortiguador DT Swiss, el tacto siempre es más sensible con el amortiguador FOX que con el DT Swiss, que se nota más sólido y estable. De todas maneras, este matiz aparte, el comportamiento es muy parecido porque también las geometrías son muy parecidas en las bicis homónimas. Las de mayor recorrido, la Claymore y la Genius LT, ofrecen la posibilidad de variar la geometría para hacerlas más bajadoras o más escaladoras. La que queda más radical si hacemos este cambio de anclaje de amortiguador es la Claymore. De hecho, la geometría más escaladora de la Claymore es más parecida a la bajadora de la Genius LT, por lo que, lógicamente, la geometría radical de la Claymore lo es más que la de la Genius LT.

Pequeñas diferencias

En cuanto a la rigidez de los cuadros, podemos generalizar también diciendo que los Cannondale son más robustos y rígidos, gracias sobre todo a las dimensiones de los tubos y a las bieletas de generosas dimensiones, que además cuentan con ejes pasantes en los puntos de giro. Evidentemente también son bicis más pesadas.

Lógicamente las diferencias son mayores entre la Genius 30 y la Jekyll Alloy 2, ya que la primera equipa un cuadro con triángulo delantero de carbono. La diferencia entre ellas es de 1,380 kg, diferencia nada desestimable si tenemos en cuenta que el precio es idéntico (3.599 euros). Entre LT y Claymore, la diferencia es de tan sólo 170 gramos a favor de la Genius, que además cuesta 300 euros menos.

En definitiva, cada marca le da un nombre a la teórica categoría que es su bici (overmountain, all mountain…), pero lo que está claro es que estamos ante 4 bicis perfectas por la versatilidad que ofrecen, con más o menos recorrido, pero sobre todo polivalentes. Ideales para los que quieren una bici única.

Galería de fotos

Fotos: S. Romero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.