Una bici del comparativo de 120 mm, o lo que es lo mismo, una bici de trail, reúne todo lo bueno para pedalear de las cross country, más el plus de seguridad y confort a la hora de bajar de las all mountain. Un término medio que, si encima lo vestimos de un buen precio, da como resultado una bici casi perfecta para todo.

Los protocolos de Solo Bici a la hora de iniciar un comparativo son como pequeños rituales que cumplimos a rajatabla. El primero es la elección de modelos, marcas y el aluvión de e-mails y llamadas confirmando que las bicis llegarán a tiempo. Pausa de café y bocata. El segundo es meternos en el congelador al que llamamos almacén y montar, medir y pesar cada una de las bicis de prueba. El tercero es hacer venir a nuestro fotógrafo para que saque el mayor sex-appeal de cada modelo.Pero Sebas sin café y bocata no funciona, así que pausa previa. El cuarto es coger la furgo cargada cual familia de veraneo a Benidorm y perdernos por los caminos hasta encontrar el rincón más espectacular del día, sea donde sea, tardemos lo que tardemos, nos dejen entrar o no. Pausa de café y bocata para llevar por lo que pueda pasar. El quinto es lo mejor del día. Tener ocho bicis para comparar, estrujar, fotografiar y examinar hasta el más mínimo detalle que las haga situarse por encima o por debajo del resto. El sexto es sentarse en la oficina, delante del ordenador con un folio en blanco y unas fotos de acción que nos dicen que allí ha habido mucho mountain bike del de verdad…

El comparativo trail de modelos de 120 mm de recorrido que os traemos este mes no es sólo un clásico de Solo Bici, sino que es uno de los que más nos gustan hacer. En esta franja de precio que nos hemos movido, entre 1400 y 1.800 euros aproximadamente, las marcas, cuando especifican sus modelos, van, como se dice comúnmente, mirando el céntimo. La competencia en estas superventas es brutal, y todo lo que pueda significar una venta más se estudia. De aquí que encontremos detalles de mayor o menor calidad dependiendo de la marca, que en muchas ocasiones pueden ser el detonante de un mayor o menor éxito de ventas. Pedalieres más económicos, componentes de mayor renombre, amortiguadores de mayor gama… Todo cuenta y todo se acaba notando a la hora de pedalear encima de estas bicis. La parte positiva es que el nivel en las gamas medias ha subido tanto, que en la actualidad tener una bici en estos precios es tener una buena bici para muchos años. La parte negativa es que hay detalles que no son muy transcendentales en el global de la bici pero otros que afectan a su comportamiento de manera notable no siempre para bien.

Pero… ¿cómo es una bici de trail? Es muy sencillo. Las bicis de trail cuentan normalmente con 120 mm de recorrido en ambas suspensiones. En este comparativo sólo hemos tenido dos excepciones: una es la Merida, que lleva una horquilla de 130 mm de recorrido, y otra, la Lapierre, que tiene 100 mm de recorrido trasero. Son bicis con buena capacidad pedaleadora, pero no tan clara como en modelos de 100 mm de recorrido, y, por otro lado, son muy cómodas y estables a la hora de bajar, pero no tanto como una all mountain de 140 mm de recorrido. Con geometrías más lanzadas y relajadas con respecto a un modelo puro de cross country. Sus pesos van de los 12,5 kg a los 14 kg, y en este caso hemos elegido modelos de 26 pulgadas de rueda. Horquillas todas con bloqueo, amortiguadores con bloqueo en su mayoría, algunas transmisiones de 10 piñones y, sí, todos son cuadros de aluminio.

Aunque no están todos los que quisimos probar, estos ocho modelos son todo un ejemplo de que no hay una bici mala en todo el comparativo. Todas tienen su personalidad, pero en los detalles es en donde está la clave de un mayor o menor rendimiento. Pausa, café y lectura. Que disfrutes del comparativo.

Pruebas:

– Mondraker Tracker R

Scott Spark 660

GT Sensor 3.0

– KTM Lycan 26 SE2

– Merida One Twenty 900

– Lapierre X-Control 310

– Stevens Fluent

– Giant Trance X3

Lo mejor de este comparativo es que, además de tener un rango de precio amplio, las diferencias de comportamiento entre cada bici te dejan muchas opciones para elegir, tanto si estás más cerca del cross country como del all mountain

Este comparativo me ha dejado buenas sensaciones. Sí, desde el primer día, desde la primera bici, todo han sido buenas sensaciones. Claro que al final siempre hay favoritas, pero lo que más me ha gustado de poder probar estas ocho dobles es la sensación de que todas, con sus más y sus menos, son buenas bicis. Atrás han quedado algunos fiascos muy difíciles de explicar a los lectores y a las propias marcas. Año tras año, la tecnología, la mejora de la calidad de las gamas bajas y medias y la alta competitividad del sector hacen que todos los modelos estén muy bien trabajados de principio a fin. Pero aquí es donde entra la visión de una marca a la hora de elaborar, en este caso, una bici de 120 mm de recorrido en ambas suspensiones, o lo que es lo mismo, una bici de trail.

Comparativo 120mm_SoloBici 8
El amortiguador ideal

Hay dos parámetros que han marcado con mucha diferencia el rendimiento final de cada bici. El primero ha sido el sistema de suspensión. Diseñar un sistema u otro marca desde el inicio cuál va a ser el carácter de la bici. De este modo, notamos cómo modelos como KTM, Giant o Scott se notan primordialmente pedaleadores y otros como Mondraker o Lapierre ofrecen todo lo contrario y bajan de maravilla. El segundo, y aunque parezca mentira, es el más importante: el amortiguador.

La elección del amortiguador y del setting correcto puede ser un quebradero de cabeza para las marcas y para los propios fabricantes de amortiguadores. Ya puedes tener el mejor sistema de suspensión, que si el amortiguador no acompaña, puede que ni la pedalada ni la absorción, funcionen correctamente. En este comparativo hay casos muy notables. GT y su amortiguador FOX marcan una diferencia de absorción brutal, aunque el sistema I-Drive no esté diseñado principalmente para esto. El amortiguador Radium de KTM ayuda totalmente a conseguir un sistema muy progresivo, que hace de la pedalada su punto fuerte. Otras como Giant ven cómo su sistema Maestro casi desaparece a la hora de bajar, por el mero hecho de la falta de sensibilidad y sencillez del amortiguador. Mondraker lo vio claro en 2012, y para 2013 apostó por un amortiguador Monarch RT de RockShox con un setting medio de compresión y de rebote, que hace las delicias del sistema Zero.

El mismo sistema con un amortiguador diferente hace que no valga casi de nada. De este modo, no hace falta repetirse porque ya está detallado en cada prueba, pero la importancia del amortiguador es fundamental para que el rendimiento de la bici esté equilibrado. De nada valen una buena horquilla o unas buenas ruedas si la suspensión trasera no está equilibrada con el resto de los componentes. Siempre hay opciones, eso sí. Es muy importante que juguéis con las regulaciones del amortiguador hasta que encontréis vuestro setting ideal. Al fin y al cabo, aunque una bici tenga un diseño de suspensión trasera y un amortiguador preparado para una tendencia más pedaleadora o, por el contrario, bajadora, podéis hacer que se comporte de un modo más neutral jugando con rebote, bloqueo y precarga de aire, que son los parámetros principales que ofrecen los amortiguadores de este comparativo.

Las 26 pulgadas y los componentes

Otro de los argumentos por los que este comparartivo ha sido muy interesante es por el hecho de que todos los modelos probados eran de 26 pulgadas. Sí, así lo queríamos y así lo hemos hecho. Lejos de pensar que las 26 ya están muertas en el mercado, a este precio, con este recorrido y con estos pesos, las 26 son una alternativa igual o mejor que las 29er. Por lo menos, en este caso tienes muchos más modelos donde elegir, en comparación con las ruedas grandes. Todavía son la mayoría los usuarios que usan una 26”, con lo que en Solo Bici también tenemos en cuenta que las tendencias tardan su tiempo tanto en asentarse como en desaparecer…

Por otro lado, el tema de los componentes ha sido un aspecto que ha marcado también muchas diferencias. Y entre los componentes, los neumáticos son fundamentales. Un sillín, unos puños o un manillar son componentes que pueden gustar más o menos, pero que un neumático dé confianza a la hora de bajar y tracción al subir es, exagerando, casi la mitad de la bici. Ya puedes tener la mejor bici del mundo, que si los neumáticos no acompañan, eso se hace ingobernable.

No os voy a repetir marca por marca lo que hemos escrito de cada modelo, pero sí que os puedo decir que la tendencia de los fabricantes con los neumáticos tiene dos vertientes. Una: buscar de montaje los más ligeros dentro de la gama para bajar el peso final de la bici. Dos: buscar los más económicos para que el precio sea más competitivo. Igual que un día dejaron de incluir pedales en la mayoría de las bicis, los neumáticos han pasado a esa categoría de que los cambie el cliente, y cada vez es más difícil encontrar neumáticos competitivos de serie. Compuestos más duros, menos rigidez de carcasa, taqueado insuficiente… Muchos son los motivos por los que un neumático low cost te puede condicionar la prueba de una bici.

Lo que esperamos es que este comparativo te haya dejado las cosas más claras a la hora de decantarte por un nuevo modelo de 120 mm de recorrido. Como habréis leído, todas y cada una de estas bicis tienen mucha personalidad y un enfoque muy claro, con lo que creemos que entre todas ellas habrá alguna que se adapte al 100 % a lo que estabas buscando.

Galería de fotos

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.